Público
Público

El terremoto de Lorca podría repetirse "en un entorno próximo"

El IGN actualizará el mapa de peligrosidad sísmica en enero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha publicado el informe final sobre los terremotos producidos en Lorca el pasado mayo el mayor de magnitud 5,1, que ocasionaron nueve víctimas mortales, 300 heridos y daños evaluados en más de 1.200 millones de euros. El estudio, que califica de 'alta' la peligrosidad sísmica en la localidad, añade que 'no debe desecharse la posibilidad de otro terremoto de similares características en un entorno próximo'.

Lorca está situada en la traza del sistema de fallas activas de Alhama de Murcia, una de las más peligrosas que hay en España y que cubre la costa este de la Península. El director de la Red Sísmica Nacional del IGN, Emilio Carreño, puntualiza que 'esa región es peligrosa desde el punto de vista sísmico, pero no hay indicios que señalen que esto va a volver a producirse de forma inmediata'.

El Instituto aconseja una actualización de las normas de construcción

Los temblores de Lorca se produjeron por el movimiento de un pequeño tramo de la falla, algo que, según el estudio, 'podría implicar la ocurrencia de nuevos terremotos asociados con otros tramos de la falla'. Los autores del mismo instan a analizar 'con prontitud' los segmentos Góñar-Lorca y Lorca-Totana, al tratarse de otros tramos de la falla. Carreño explica que estas regiones ya aplican la normativa, pero también alerta de los riesgos: 'Uno de los aspectos que nos ha enseñado Lorca es que esta falla con poca magnitud puede hacer mucho daño'. El IGN ha analizado que, viendo el tamaño de las fallas, podrían ocurrir, como mucho, terremotos de magnitud 6.

El terremoto de Lorca es, según el IGN, el primero que ha podido medirse y observarse con detalle. Tuvo una intensidad de grado VII en la escala sísmica europea EMS, lo que le asigna la catalogación de dañino. Carreño despoja de alarmismo el informe, aunque sí puntualiza que es necesario tener en cuenta los datos obtenidos a partir del terremoto de Lorca para, por ejemplo, la actualización de las normas de construcción. 'Las normas en España son tan buenas como en otros países, pero sí hemos observado que hay que ir adaptándolas. Hay que prestar atención a los elementos no estructurales de los edificios', explica Carreño.

'No hay indicios de que vaya a haber un seísmo similar de forma inmediata'

Estas normas son elaboradas por la Comisión Permanente de Normas Sismorresistentes, donde participa el IGN. Este organismo espera tener lista una actualización 'para enero o febrero' del mapa fundamental de peligrosidad sísmica. El municipio de Lorca registró el martes un movimiento sísmico de magnitud 1,9 que tuvo lugar después de otro terremoto de magnitud 3,8, ocurrido en la localidad almeriense de Cuevas del Almanzora. Según el informe del IGN, la tipología constructiva de los edificios en Lorca es un problema desde el punto de vista sismorresistente, algo que el estudio traslada al resto de España.