Público
Público

Tibia primera propuesta en Cancún

El documento no aborda la reducción de emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los negociadores de la conferencia de cambio climático (COP 16) de Cancún consiguieron ayer articular una primera propuesta escrita para mitigar los efectos del calentamiento global, aunque aún no incorpora elementos 'relevantes', como los compromisos nacionales de reducción de gases de efecto invernadero. Hoy empieza el tramo ministerial de la reunión internacional, a la que se llega sólo con un documento general del grupo de cooperación a largo plazo, explicó la secretaria de Estado de Cambio Climático española, Teresa Ribera .

En el ámbito de la mitigación, que se presenta como uno de los más complejos de consensuar, Ribera explicó que el resultado 'probable' es que se recojan los compromisos anunciados por los países en la anterior cumbre del cambio climático, celebrada hace un año en Copenhague. 'No se esperan otras cifras', subrayó Ribera, que reiteró que en Cancún lo esencial es anclar dichos anuncios en un texto de Naciones Unidas, porque en Dinamarca lo que se obtuvo fue un mero acuerdo político.

Pero el texto que plantearon ayer los negociadores peca de falta de concreción, ya que no recoge el modo en que se deben activar los procesos o cómo se han de revisar los compromisos. En palabras de Ribera, 'sólo aparece lo básico y elemental' como, por ejemplo, la intención de ser coherentes con el objetivo de que el aumento de la temperatura del planeta no supere los dos grados. A pesar de reconocer los inconvenientes de la propuesta, la secretaria de Estado considera que está 'muy bien orientada'. Hoy está previsto que participe en la conferencia la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, en la que será su primera cumbre de cambio climático.

Por otra parte, también en la jornada de ayer, las delegaciones de EEUU y China redujeron significativamente sus diferencias sobre cómo verificar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que supone un dato esperanzador de que la cumbre pueda tener, aunque sea, un éxito modesto, informa The New York Times.

El asunto de la verificación fue precisamente uno de los que más se estancó en la última cumbre del cambio climático de Naciones Unidas. Según el diario estadounidense, en esta nueva edición China ha suavizado significativamente su postura, mientras que Estados Unidos ha moderado su insistencia sobre el tema.