Público
Público

Tres equipos españoles para crear vida

Los investigadores participan en el mayor concurso de biología sintética

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Investigadores del Instituto Tecnológico de Ma-ssachusetts (MIT), la primera universidad en crear un curso de biología sintética, fueron los primeros también en poner en marcha un concurso para crear vida. El profesor Tom Knight lanzó en 2004 la Competición Internacional de Máquinas Genéticamente Modificadas (iGEM, por sus siglas en inglés). Su objetivo era, usando partes biológicas estandarizadas, conseguir artilugios biológicos con nuevas funciones. Ese año participaron cuatro equipos. Para la próxima edición, a celebrar en noviembre, se están preparando 122 grupos de las mejores universidades del mundo. Tres de ellos son españoles.

'Para hacer bien biología sintética, tienes que alejarte de la mente empírica del biólogo y meterte en la mente diseñadora del ingeniero', explica el profesor de Microbiología de la sevillana Universidad Pablo de Olavide, Fernando Govantes. Este investigador del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo dirige a un grupo de estudiantes que van a participar en iGEM con la flashbacter. Su objetivo es conseguir que una Escherichia Coli pueda almacenar información. Para ello, le añaden un gen de la enzima luciferasa, la que hace que las luciérnagas emitan luz. Un posible uso de esta bacteria sería el de detectar agentes contaminantes. 'Al tener diferentes longitudes de onda, la flashbacter podría detectar diferentes tóxicos', explica Govantes.

'Es como un interruptor, pero dentro de una bacteria, un circuito genético que puede estar on-off', explica el estudiante de 3º de Biotecnología Adrián Arellano, uno de los miembros del grupo. Arellano también es el impulsor del blog Tornillosygenes.com, el primero en España dedicado a la biología sintética. 'Nuestro principal límite es que la biología es muy compleja. Hasta la bacteria más simple tiene mayor complejidad que cualquier construcción humana', opina Arellano. Su equipo está buscando ahora financiación para poder llegar con garantías al iGEM.

En eso han tenido más suerte otros sevillanos, estos de la Universidad de Sevilla. Consiguieron 6.872 euros con donaciones a través de internet y el Ministerio de Ciencia ha igualado esa cantidad esta semana. Con su Proyecto Arcanum, los universitarios sevillanos participan por primera vez en el iGEM. Pretenden desarrollar un diseño biológico, denominado Ubbit, que permita a los futuros bioingenieros diseñar todo tipo de dispositivos biológicos complejos. El tercer equipo español es el veterano Team Valencia, que agrupa a estudiantes de diversas universidades valencianas. Este año será su tercera vez.