Público
Público

La UE prohíbe los biberones con bisfenol A

El policarbonato, muy utilizado para los bebés, deberá sustituirse por otro material más seguro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde hoy la Unión Europea prohíbe la importación y comercialización de biberones con bisfenol A (BPA), un compuesto que se encuentra en los recipientes fabricados con plástico policarbonato y que se considera potencialmente nocivo para la salud si se ingiere. La medida es la segunda parte de una directiva aprobada por la Comisión Europea el pasado enero y cuyo primer paso, que prohibió la fabricación de biberones con BPA, entró en vigor el 1 de marzo.

El comisario europeo de Salud, John Dalli, declaró ayer en un comunicado que la decisión sigue el 'principio de precaución' para 'proteger mejor la salud de los ciudadanos de la UE, en particular la de los niños'. Dalli justifica la medida por el hecho de que 'existen incertidumbres que conciernen al efecto dañino de la exposición de bebés al BPA'.

El BPA es un ladrillo químico que se emplea en la fabricación de policarbonato, un plástico muy utilizado en recipientes destinados a alimentación, como biberones, vajillas, dispensadores o algunas juntas para tarros de cristal. Cuando se calienta el recipiente, sus paredes pueden liberar pequeñas cantidades de BPA, que se mezclan con los alimentos o las bebidas y se ingieren. Desde la década de 1930 se sabe que su efecto es estrogénico, es decir, que interfiere con el balance hormonal del organismo.

En la última década, los expertos han debatido los posibles efectos perjudiciales del BPA, sin que los resultados hayan permitido llegar a un consenso. Esto se ha traducido en una disparidad de criterios por parte de las autoridades sanitarias de distintos países. Canadá declaró el BPA 'sustancia tóxica' y vetó su uso en biberones. Algunos estados de EEUU han tomado medidas en el mismo sentido. El último país en sumarse ha sido China, que desde hoy prohíbe la fabricación de biberones con BPA.

En Europa, Francia y Dinamarca decidieron en 2010 restringir el uso del BPA en biberones. El Gobierno danés extendió la prohibición a otros recipientes alimentarios para niños menores de 3 años. Como consecuencia de estas iniciativas, la CE consultó a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. En septiembre de 2010, este organismo dictaminó que el BPA es seguro hasta una ingesta diaria de 0,05 miligramos por kilo de peso corporal, una dosis mayor de lo habitual para toda la población, aunque alertó de que se desconoce su impacto real en bebés. En esta duda se basó la CE para aprobar la nueva directiva.

En los últimos meses, la industria ha ido sustituyendo en muchos casos los biberones con BPA por otros más seguros. Los 27 deberán comunicar a la CE qué medidas toman para cumplir con la directiva en cada país.