Público
Público

Uralde no volverá a la cárcel de Copenhague

El fiscal pide una pena simbólica para el líder de Equo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder ecologista Juan López de Uralde, que aspira a presentarse a las elecciones generales del 20-N con el nuevo partido Equo, no tendrá que hacer campaña desde una cárcel danesa. Ayer, en la segunda vista del juicio que se celebra contra él y diez activistas de Greenpeace en Copenhague,el fiscal pidió 60 días de prisión suspendida para cada uno y una multa de 30.000 euros para la delegación danesa de la ONG. La petición de la Fiscalía, una pena simbólica, implica que los acusados no tendrán que pisar de nuevo la cárcel. La sentencia definitiva se conocerá el lunes.

López de Uralde ya pasó 20 días de las navidades de 2009 en una celda danesa por colarse, cuando era director de Greenpeace España, en el ágape organizado por la reina Margarita para los líderes mundiales presentes en la cumbre del clima de la ONU en Copenhague. El ecologista español, junto a la noruega Nora Christiansen, desplegaron en el palacio real de Christiansborg dos pancartas con el lema 'Los políticos hablan, los líderes actúan'. La cumbre acabó en fracaso, sin grandes medidas para frenar las emisiones de CO2, responsables del calentamiento global.

La Fiscalía solicita 60 días de prisión suspendida para cada activista

El fiscal también pidió ayer la deportación de López de Uralde y de sus compañeros no daneses, así como la prohibición de entrada en Dinamarca durante los próximos seis años. Para el activista español, el proceso es 'desmesurado' y tramado para 'justificar con carácter retroactivo' que ya fueron a prisión. La Fundación Equo, en plena carrera para transformarse en partido político antes del 20-N, evaluó ayer 'positivamente' que las peticiones del fiscal no impliquen penas de prisión, pero consideró el proceso 'desproporcionado e injusto'. La organización subraya que 'se trataba de una protesta pacífica, cuyo objetivo era llamar la atención ante una realidad, el cambio climático, que cada día es más grave'.

López de Uralde leyó un discurso ante el juez tras las peticiones del fiscal. 'Estuve 20 días en prisión por hacer una protesta pacífica, pero efectiva, para llamar la atención de los líderes y para que la cumbre del clima fuera un éxito [...]. Nosotros cumplimos nuestro objetivo, los líderes no', expuso. El portavoz de Equo destacó en los juzgados daneses que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron un 5% en 2010, según los últimos datos de la Agencia Internacional de la Energía. 'Sea lo que sea lo que se decida sobre nosotros, el hecho es que las emisiones globales siguen aumentando, el cambio climático continúa empeorando y los líderes no hacen nada sobre ello. ¿No será ese el verdadero crimen?', finalizó ante el juez.

Desde el día de la protesta, el 17 de diciembre de 2009, Greenpeace había especulado con que sus activistas detenidos en Copenhague se exponían a penas de hasta tres años de prisión, al estar acusados de delito contra la reina, allanamiento de morada, falsificación de documentos y suplantación de autoridad pública.

La sentencia definitiva se conocerá el próximo lunes

Greenpeace también tilda el proceso de 'desproporcionado'. En un comunicado, la ONG manifestó que 'mientras se criminaliza el activismo que defiende el planeta, el mayor reto ambiental al que la humanidad se enfrenta sigue pendiente: frenar el cambio climático'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.