Público
Público

Una vacuna con el ADN de varios genes cura el cáncer de próstata en ratones

Investigadores británicos y estadounidenses diseñan una nueva estrategia inmunológica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Investigadores de la Universidad de Leeds (Reino Unido) y la Clínica Mayo (EEUU) han desarrollado una novedosa vacuna que, en teoría podría servir para distintos tipos de cáncer, aunque por el momento sólo ha conseguido revertir el cáncer de próstata en ratones. El hallazgo, que se publica hoy en Nature Medicine, da una esperanza a la inmunización contra las enfermedades oncológicas, una estrategia que lleva años desarrollándose (hay varios estudios en marcha), pero que aún no ha conseguido resultados.

Según explican los autores del trabajo, el problema principal al que se enfrenta el desarrollo de vacunas es la falta de antígenos identificados (proteínas que activen el sistema inmunológico para destruir células cancerosas) contra tumores concretos. Este problema ha sido solucionado en este estudio con la adición de un adyuvante (una sustancia para activar las defensas del organismo) llamado hsp70.

Pero la principal novedad de la inmunización descrita en la revista es que, en lugar de utilizar sólo un gen asociado a un tumor determinado, han diseñado una vacuna con una 'librería' de ADN, que contenía múltiples fragmente de genes y, de esta forma, muchos posibles antígenos, lo que ha logrado que el sistema inmunológico no se sobrecargue.

Los investigadores introdujeron en un virus inactivado una selección de ADN de tejido sano de la próstata de un grupo de ratones. A continuación, se inyectó en la sangre de ratones afectados por cáncer de próstata que, sin efectos adversos destacables, se libraron de su enfermedad, que había sido provocada por los propios científicos.

Aún queda mucho para saber si la técnica se podrá traslada a humanos. Según explicó por correo electrónico José Pulido, profesor de la Clínica Mayo y uno de los autores del trabajo, el siguiente paso es probar el mecanismo en tumores espontáneos. 'Estamos a punto de empezar estudios con perros que han desarrollado cáncer espontáneamente', señaló.