Público
Público

Una vacuna de la gripe cambia las agujas por parches

El apósito, probado en ratones, lleva cien pinchos que se disuelven en la piel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de investigadores de EEUU quiere sustituir la aguja de la vacuna contra la gripe por un parche con cien pinchos que se disuelven en la piel en unos cinco minutos. El tratamiento, aún experimental, ha sido probado con éxito en ratones. Los responsables del estudio explican hoy en Nature Medicine que esta opción acabaría con las agujas y la necesidad de desecharlas y permitiría que personal sin formación sanitaria pudiese administrar la inmunización anual contra la gripe.

'Creemos que la gente podría adquirir estas nuevas vacunas en la farmacia o incluso por correo y ponérselas en su casa', explica Sean Sullivan, coautor del estudio e investigador del Instituto Tecnológico de Georgia. Junto a expertos de la Universidad Emory, Sullivan ha desarrollado unos parches diminutos que llevan hasta cien pequeñas agujas de 0,6 milímetros cada una. Los pinchos contienen la vacuna mezclada con un polímero que se disuelve en contacto con la piel.

Los expertos muestran que, un mes después de aplicarlos en la piel de los ratones, sus parches resultan igual de efectivos que las inyecciones intramusculares convencionales para prevenir una infección. El trabajo también apunta que este método es más duradero que la aguja, pues, tres meses después del tratamiento, los ratones en los que se usó el parche respondieron mejor ante una infección que aquellos que recibieron un pinchazo convencional en sus músculos.

El equipo señala que, si se demuestra su efectividad en humanos y pueden fabricarse a gran escala, los parches costarían igual que las vacunas actuales y ahorrarían los costes asociados al desecho especial de las agujas y el personal que administra los tratamientos.