Público
Público

Una vacuna mejora la supervivencia del cáncer de pulmón

Los resultados demostraron una reducción de ocho puntos en la progresión de la enfermedad en los vacunados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada vez está más claro que la inmunología va a jugar un papel importante en la lucha contra el cáncer de peor pronóstico. Un ensayo clínico en fase II (la intermedia antes de la comercialización de un producto) publicado en la última edición de The Lancet Oncology arroja datos esperanzadores para la nueva vacuna contra el cáncer TG4010, que ha demostrado que, en combinación con la quimioterapia, ralentiza la progresión del cáncer de pulmón de células no pequeñas, el tipo más común de este tumor maligno, de mal pronóstico en la actualidad.

Los investigadores dirigidos por Elisabeth Quoix, de la Universidad de Estrasburgo (Francia), analizaron el efecto del fármaco en 148 pacientes a los que dividieron en dos grupos. A uno de ellos se les administró TG4010 junto a la quimioterapia estándar (cisplatino y gemcitabina) y, al otro, sólo esta última terapia.

Los resultados demostraron una reducción de ocho puntos en la progresión de la enfermedad en los vacunados, un 43% de los cuáles se mostraba libre de enfermedad a los seis meses del tratamiento, frente al 35% de los asignados a quimioterapia.

La vacuna es eficaz para los enfermos que producen en exceso la proteína MUC1, algo que sucede en alrededor del 60% de los casos del cáncer de pulmón más comunes, responsables del mayor número de muertes por cáncer a nivel mundial. Su mecanismo de acción se basa en estimular las defensas contra la sobreexpresión de esta proteína.

La presencia elevada de ciertos linfocitos en sangre se ha demostrado una forma eficaz de prevenir la eficacia del medicamento, según los autores.