Público
Público

Un viaje a Marte elevaría el riesgo de los astronautas de padecer cáncer

Los datos registrados por el Curiosity demuestran que una misión al planeta rojo excedería los actuales límites de exposición a radiación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los niveles de radiación medidos por el explorador de la Nasa enviado a Marte, el Curiosity, muestran que los astronautas podrían exceder los actuales límites de exposición fijados por Estados Unidos durante una eventual misión de ida y vuelta a Marte, dijeron científicos el jueves.

El Curiosity aterrizó en Marte en agosto para buscar hábitats que podrían haber tenido vida a nivel microbiano en el pasado. Los resultados tomados durante la misión de ocho meses del Curiosity a Marte indican que los astronautas recibirían una dosis de radiación de unos 660 milisieverts durante un vuelo de 360 días en la travesía de ida y vuelta, en el viaje más rápido posible con los combustibles químicos de la actualidad.

La dosis no incluye el tiempo en la superficie del planeta. Un milisievert es una medida de exposición a la radiación.

La NASA limita el riesgo de los astronautas a contraer cáncer a un 3%, lo que se traduce en una dosis de radiación acumulada entre 800 a 1.200 milisieverts, dependiendo de la edad y género de una persona, además de otros factores.

'Incluso en las misiones (a Marte) más cortas, estamos peligrosamente cerca de la radiación total y límites de salud que establecimos para nuestros astronautas', dijo el jueves el jefe médico de la NASA, Richard Williams, a una comisión médica de la Academia Nacional de Ciencia.

Un astronauta que vive seis meses en la Estación Espacial Internacional, que se suspende a unos 400 kilómetros sobre la Tierra, recibe una dosis de unos 100 milisieverts. Un escáner abdominal de rayos X genera cerca de 10 milisieverts.

'Incluso en las misiones más cortas, estamos peligrosamente cerca de los límites de salud  establecidos'

A petición de la NASA, el panel del Instituto de Medicina examina estándares éticos y de salud para vuelos espaciales de larga duración.

'Estamos buscando un estándar de 3% y su aplicabilidad para misiones de tipo exploratorias', agregó Edward Semones, encargado de salud y radiación en vuelos espaciales del Johnson Space Center de la NASA en Houston, durante una teleconferencia con periodistas.

La NASA también busca tecnologías de propulsión alternativas para acelerar los viajes a Marte y diferentes tipos de protección para las naves. La información del Curiosity sobre cuánta y qué tipo de radiación podrían recibir los astronautas en superficie marciana será revelada este año. La investigación fue publicada en la edición de esta semana de la revista Science.