Público
Público

El vicepresidente de Google se reúne con Caamaño

La compañía tiene pendiente en España varios procedimientos legales en su contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente de Goo-gle y director del área legal, de relaciones públicas y comunicación, David Drummond, se reunió ayer en Madrid con el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Drummond, que se encarga de definir la política jurídica de Google en materias como libertad de expresión, está realizando, según la compañía, una serie de visitas institucionales por varios países europeos. Fuentes de Google y del Ministerio de Justicia desmintieron que la entrevista esté relacionada con la captación de datos personales por parte del servicio Google Street View. No quisieron, sin embargo, revelar el contenido de la reunión.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también recibió a Drummond, aunque el contenido del encuentro tampoco ha trascendido. Miembros del equipo de Aguirre se limitaron a comentar que este encuentro 'responde al interés de la presidenta por las nuevas tecnologías'.

La captación de datos personales de los usuarios por parte de los coches del servicio Google Street View le ha costado a la compañía ser investigada en más de una decena de países. España será el primer país en el que los responsables del buscador tendrán que prestar declaración como imputados por un posible 'delito informático' de interceptación de las comunicaciones.

A ello se suma que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) mantiene abierto un procedimiento sancionador a la compañía que podría acarrearle una multa de hasta 2,4 millones de euros. Esta resolución se encuentra en suspenso hasta que el Juzgado de Instrucción nº 45 de Madrid tome su decisión sobre el caso.

Las investigaciones sobre los datos que Google captó de las redes WiFi abiertas se remontan al pasado junio. La compañía hizo pública una auditoría externa en la que se detallaba la forma en la que había captado la información, aunque se defendió asegurando que estos hechos se habían debido a un fallo de software.