Publicado: 22.02.2014 23:48 |Actualizado: 22.02.2014 23:48

WhatsApp restablece el servicio tras cuatro horas caído

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El servicio de mensajería instantánea de teléfonos móviles WhatsApp ha vuelto a funcionar, en torno a las 23.30, después de unas cuatro horas caído. Todavía se desconocen los motivos de este apagón, que ha coincidido durante un tiempo con la caída de Telegram, otro servicio de mensajería similar al primero. Este hecho, además, se ha producido tres días después de que Facebook anunciase su acuerdo para comprar WhatsApp.

"Lo sentimos, estamos experimentando problemas con los servidores. Esperamos estar recuperados y activos pronto", señalaron los responsables de WhatsApp a las 20:16 GMT del sábado en una cuenta de Twitter dedicada a informar de posibles fallos en el servicio, @wa_status. Tal ha sido la conmoción entre los usuarios, que "WhatsApp y Telegram" ha sido una de las etiquetas más reproducidas en Twitter durante la tarde.

Una hora después de registrarse ese problema, la aplicación Telegram, creada en Berlín por dos hermanos rusos y que busca definirse como una alternativa a WhatsApp, informó también de un fallo en su sistema que afecta a Europa. "Estamos experimentando problemas de conexión en Europa, causados por la avalancha de nuevos usuarios. Estamos solucionándolo lo más rápido posible", apuntó Telegram en su cuenta de Twitter.

WhatsApp tiene unos 450 millones de usuarios mensuales, el 70% de ellos activos a diario

WhatsApp tiene unos 450 millones de usuarios mensuales en activo, el 70% de ellos activos a diario. La popularidad del servicio se debe a que cada vez más usuarios de móvil han optado por esta opción de mensajería frente a los tradicionales SMS.

El perfil de esa aplicación se ha elevado aún más desde que el miércoles se anunciara su compra por parte de Facebook, con una generosa oferta que es la mayor de la compañía hasta la fecha y está muy por encima de los 1.000 millones que pagó en 2012 por la red social de fotos Instagram. La operación implicará el desembolso de 4.000 millones de dólares en efectivo, 12.000 millones de dólares en acciones de Facebook y otros 3.000 millones de dólares en acciones RSU (Restricted Stock Unit), una emisión futura similar a la de las opciones sobre acciones