Público
Público

Wikipedia, ocho años de saber compartido

La enciclopedia online nació el 15 de enero de 2001. El trabajo colaborativo de miles de aficionados ha logrado equiparar su calidad a la de las publicaciones profesionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Jimmy Wales, co-fundador de la Wikipedia, le gusta definir su proyecto como 'parte del saber universal de todos nosotros'.

Wikipedia cumple hoy ocho años con buena salud, días después de haber logrado recaudar más de 4,5 millones de euros en concepto de donaciones y convertida en la enciclopedia de referencia para las casi 275 millones de personas que consultan cada mes sus artículos.

Más allá de estar disponible en 265 idiomas, aglutinar más de 11 millones de artículos y contar con 150.000 voluntarios, el mayor hito de este gran contenedor del saber humano es que se trata de una enciclopedia de licencia libre, que todo el mundo puede copiar, modificar y distribuir, y que, con su polémica política de 'cualquiera puede editar', ha cambiado la forma en la que los usuarios acceden a la información.

El experto en Internet David Weinberger, co-autor de The cluetrain manifesto, considera que Wikipedia 'es la prueba de que cuando todos los usuarios en la Red se unen para crear algo no hay ningún proyecto en papel que pueda igualarla', y relaciona su triunfo con el propio éxito de Internet.

En el mismo sentido se expresa el director general de Weblogs SL y experto en Internet Julio Alonso, que mantiene que se trata de 'una demostración viva del poder creativo del colectivo de los aficionados-apasionados frente al de la élite de los profesionales', que hasta su aparición habían monopolizado el conocimiento.

Larry Sanger, fundador de la Wikipedia junto a Wales, se ha convertido en uno de los detractores más visibles de la enciclopedia colaborativa. Y es que uno de sus mayores elementos de éxito ha sido también uno de los más polémicos . Sanger, que abandonó el proyecto en 2002, ha resultado ser el escéptico más conocido con respecto a la fiabilidad de los artículos publicados en la Wikipedia.

Su desconfianza le llevó a lanzar en 2007 Citizendium, una enciclopedia que, pese a mantener algunos de los valores básicos de Wikipedia (gratuita y desarrollada por usuarios), los autores deben registrarse utilizando sus nombres reales y demostrar que son expertos en el tema. Actualmente, el proyecto de Sanger dispone de unos 9.000 artículos y sólo está disponible en inglés.

Para Alonso, el hecho de cualquiera pueda crear y editar los artículos no es un problema: 'Evidencia que un grupo de personas que individualmente no son expertos, pero que trabaja de forma colaborativa, con sucesivas aportaciones y modificaciones, son capaces de llegar a definiciones y recopilaciones de información de un nivel de calidad muy similar al de las publicaciones profesionales'.

Según la revista Nature, la exactitud de los artículos científicos de Wikipedia se acerca a la de la Enciclopedia Británica. Alonso destaca no sólo la cantidad de artículos que incluye, sino también que dispone de 'un catálogo de contenidos mucho más actualizado'.

Wikipedia ha consiguido, poco a poco, que las enciclopedias clásicas evolucionen. Con siete años de retraso y obligada por las circunstancias, la Enciclopedia Británica lanzó el pasado abril Britannica Webshare, un servicio que permite a los solicitantes admitidos enlazar parte de los contenidos que guarda online, aunque los usuarios tienen que seguir pagando por acceder a sus artículos. Esta decisión se interpretó como un mínimo aperturismo con reservas ante el crecimiento exponencial de la Wikipedia.

El presidente de Hispalinux, Roberto Santos, sostiene que la idea que subyace bajo la Wikipedia es la misma en la que se basa el software libre. 'El software libre consiste en mostrar de un modo público aquello que antes sólo era posible en un mundo cerrado y propietario. La Wikipedia ha adaptado ese modelo de apertura y libertad al conocimiento humano'.

La Wikipedia forma parte de la organización sin ánimo de lucro Fundación Wikimedia. Sus ingresos, utilizados para el mantenimiento de los servidores que la hacen posible y la remuneración de sus 23 empleados, provienen de las donaciones que realizan sus usuarios, dado que Wales ha rechazado propuestas como la de Google, que le ofreció utilizar sus servidores, o la inserción de publicidad en sus páginas.

El responsable de nuevas tecnologías de Consumer, Jordi Sabaté, donante de la Wikipedia que usa casi a diario califica de 'fundamental' contribuir mediante donaciones al mantenimiento de la página web: 'A pesar de las decepciones [en referencia a las acusaciones públicas realizadas contra Wales sobre desviación de fondos], hay que donar a proyectos en los que se cree, sobre todo cuando han hecho más fácil tu vida', explica.

Además, millones de personas consideran que Wikipedia simboliza la democratización de la cultura. 'No podemos volver a dejar en manos de otros nuestro conocimiento', apunta Sabaté.

Google anunció Knol (knol.google.com) hace poco más de un año, una enciclopedia on-line llamada a competir con Wikipedia .

La consulta de Knol también es gratuita, pero los expertos firman los artículos que realizan, al contrario que en la Wikipedia, en la que las aportaciones son anónimas.

Los autores reciben una retribución económica por sus artículos mediante Adsense, el sistema de publicidad de Google.

El proyecto nació con la filosofía de convertirse en un ‘wikipedia killer’ aunque, por el momento, su ámbito de influencia es escaso comparado con la enciclopedia de Wales.

Wikipedia sigue dominando las búsquedas realizadas en Google y el sitio especializado ‘VNUNet’, entre otros, apunta a que Knol podría correr la misma suerte que Lively, la comunidad on-line de Google que en algún momento se planteó como una alternativa a ‘Second Life’ y que cerró sus puertas el pasado diciembre.

Tras un año casi desconocido para Knol en la Red, habrá que esperar para ver si Google hace una apuesta importante por su propia enciclopedia.