Público
Público

Xbox One, Microsoft reconvierte su consola en un 'todo-en-uno'

El gigante de la informática presenta su tercera generación de consola de entretenimiento integrando videojuegos, televisión y comunicación en un dispositivo que se controla por la voz y los gestos de los usuarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al final no fue ni Xbox 720, ni Xbox 3, sino Xbox One, el nombre de la nueva consola de videojuegos de Microsoft. La compañía de Windows ha vuelto a apostar por un concepto detrás de la tecnología. Y lo ha hecho esta vez para presentar su esparada nueva generación de consola, que llegará este año 2013 y que avanza para convertirse en un 'todo en uno', para competir frente a frente con lo que también llegará pronto de la mano de Sony, con su PlayStation 4.

Doce años después de lanzar la primera consola Xbox, los de Redmond han querido dejar bien claro que este aparato se ha convertido con el tiempo en un centro de entretenimiento para el hogar, que trasciende a los videojuegos e integra televisión, vídeo, música, imágenes y comunicación. Por eso la nueva consola Xbox se llama One, una enseña que insiste en la idea del 'all-in-one' (todo-en-uno).

Después de ocho años en el mercado, Xbox 360 da paso a un nuevo dispositivo con un diseño totalmente diferente, que recupera una líneas más clásicas y una potente tecnología basada en el control a través de la captación de movimientos de los usuarios. Kinect ya forma parte integral de Xbox One, reconociendo al jugador y permitiéndole tener 'una auténtica relación con la televisión', según palabras de Don Mattrick, presidente de la división de Entretenimiento de Microsoft.

'Xbox One permite que la tele te reconozca y te conozca', ha insistido Mattrick durante la presentación en la sede de la compañía en Redmond, en el estado de Washington. 'La consola reconoce la voz del usuario y permite navegar por sus menús, cambiar de canales y activar contenidos simplemente con pedírselo a la consola, que también incluye Skype para videoconferencias', ha remarcado Yusuf Mehdi, vicepresidente de la división Interactiva de Microsoft.

Y la clave de One es precisamente la integración de tecnologías: videojuegos, televisión, multimedia y comunicación; y todo ello envuelto en una capa superior que reúne a los usuarios interconectados, confeccionando una auténtica comunidad. La multiplicidad de dispositivos que conviven hoy en día en el mercado (smartphones, tablets, ordenadores, televisores inteligentes...) también tiene su papel en One, algo a lo que contribuyen los avances de la informática en la nube, que aquí permite la descarga de contenidos, pero también la vinculación entre los diferentes contenidos e interfaces.

One promete que cualquier usuario podrá cambiar de canal con sólo decírselo a la consola, mientras se echa una carrera y mantiene una videoconferencia con un amigo. Y podrá controlar la interfaz de la consola con sencillos gestos de sus manos. Y punto. Ni un detalle más sobre la tecnología que hay dentro del aparato. Microsoft no quiere dar ideas a la competencia.

Una vez más, lo más importante para vender consolas son los juegos que se ofrecerán en exclusiva. Y mucho de lo que se está desarrollando ahora para FIFA, NBA y Call of Duty llegará en exclusiva para Xbox One en los próximos doce meses.

FIFA 14 Ultimate, Call of Duty Ghosts, Quantum Break y, por supuesto, Forza 5, ofrecerán diferentes exclusividades para la nueva consola de Microsoft y así hasta 15 títulos en primicia integrarán el catálogo de la máquina para el día de su lanzamiento, que aún no se ha anunciado.

Halo

Una de las sorpresas anunciadas junto a las novedades de la nueva Xbox One es la inminente producción de una serie de televisión basada en la franquicia Halo, uno de los shooters más exitosos, que se ofreció en exclusiva en las diferentes generaciones de Xbox. Su producción ejecutiva está ya en manos de Steven Spielberg y verá la luz en 2014.