Publicado: 10.02.2014 16:52 |Actualizado: 10.02.2014 16:52

Ya hay fecha: alienígenas inteligentes para 2040

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un experto del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI), Seth Shostak, ha asegurado que la primera detección de vida extraterrestre inteligente vendrá probablemente en el próximo cuarto de siglo, alrededor del año 2040. Según ha indicado, para entonces se habrán explorado un millón de sistemas estelares del Universo, "una cantidad razonable para encontrar señales electromagnéticas-alienígenas". Shostak ha explicado su teoría durante una charla del departamento de Conceptos Avanzados de la NASA en la Universidad de Stanford. "Creo que vamos a encontrar a E.T. dentro de dos docenas de años", ha apuntado, para añadir que, entonces, "en lugar de mirar a unos pocos miles de sistemas estelares, como se ha hecho hasta ahora, ya se habrán mirado, tal vez, un millón".

Este 'cazador de alienígenas' ha defendido la existencia de vida en el Universo y asegura que estos seres "no son sólo una parte de la ciencia ficción". "De eso estoy seguro", ha apuntado. El optimismo de Shostak se basa en las observaciones de planetas realizadas por el telescopio espacial Kepler que "ha demostrado que la Vía Láctea probablemente esté repleta de mundos capaces de sostener la vida tal como se conoce". "La conclusión es que, si una de cada cinco estrellas tiene al menos un planeta donde la vida podría surgir, en nuestra galaxia hay del orden de decenas de miles de millones de mundos similares a la Tierra", ha apuntado durante su intervención.

Pero Shostak y sus colegas no creen sólo en la existencia de vida, sino que creen que algunos de estos mundos alienígenas también contienen vida inteligente y que ésta será capaz de enviar señales electromagnéticas hacia el cosmos, "como la civilización humana hace cada segundo de cada día". De hecho, SETI mantiene sus grandes antenas de radio en dirección al cielo, con la esperanza de detectar algo producido por seres vivos. Esta búsqueda se inició en 1960 con el astrónomo Frank Drake, pionero en explorar estrellas similares al Sol. Desde entonces, la actividad del instituto se ha incrementado considerablemente. Además, los astrónomos han aprovechado de los avances significativos de la tecnología para mejorar su equipamiento.

Sin embargo, los expertos denuncian que conseguir la financiación suficiente para mantener esta exploración es un problema constante. Por ejemplo, el Allen Telescope Array en el norte de California fue diseñado para estar formado por 350 antenas de radio, pero sólo 42 se han construido hasta la fecha. Y la matriz tuvo que entrar en hibernación en 2011 debido a la falta de presupuesto. En este sentido, ha señalado que la estimación de 24 años para hallar vida inteligente "depende también de la financiación del SETI y de que ésta sea continuada" porque, según ha denunciado, "actualmente pasa por una situación desesperada".