Público
Público

Yahoo: futuro o lentejas

Por Enrique Dans, profesor de IE Business School

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Año y medio después de la primera oferta, Microsoft culmina su acoso a la marca mítica de la Internet del siglo pasado: Yahoo. Desde el primer intento hostil, con un premium del 62% sobre la cotización de la empresa en febrero de 2008, hasta lo firmado ayer, va un larguísimo camino: el de una empresa que intentó mantener su identidad, pero ha terminado perdiéndolo todo. Entonces, Yahoo era una empresa en dificultades, pero con posibilidades de recuperación. Hoy, Yahoo es un juguete roto que vende su futuro a cambio de un plato de lentejas.

 

El acuerdo es sencillo: Yahoo utilizará el buscador de Microsoft, y pasará a vender parte de la publicidad de ambas mediante un acuerdo de reparto de ingresos. Esto permite a Microsoft absorber al segundo buscador por cuota de mercado, lo que en Estados Unidos conlleva hacerse con el 28% del mismo frente al 65% de Google. Globalmente, el impacto es menor: Google reina con un 89%, Yahoo tiene menos de un 6% y Microsoft un escaso 3%. De cara a la publicidad, Yahoo cambia el desarrollo de una plataforma propia con un enfoque interesante en la llamada publicidad de comportamiento (no condicionada por la búsqueda sino por el comportamiento del usuario en una red de sitios), por los ingresos derivados de gestionar la de Microsoft. Yahoo se convierte en empresa de contenidos, en portal a la vieja usanza, mientras Microsoft accede a las tecnologías creadas por Yahoo y al análisis de los datos de los usuarios en un acuerdo muy ventajoso para la empresa de Redmond.

Pero para Yahoo, poco importa ya: su flexibilidad estratégica, tras retirar el apoyo a Jerry Yang y ver marchar a Google por problemas con las leyes antimonopolio, era nula. Para Yahoo, el acuerdo era, simplemente, lo que había: lentejas.