Público
Público

Zarpa un hito de la ciencia española

El buque 'Hespérides' partió de Cádiz rumbo a Río de Janeiro para dar comienzo al proyecto oceanográfico Malaspina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La expedición Malaspina, un hito científico mundial en el estudio de los océanos, zarpó este miércoles a bordo del Hespérides desde el puerto de Cádiz rumbo a Río de Janeiro, para recorrer lo que será la primera de las etapas de este proyecto que estudiará a fondo las consecuencias del cambio global en el mar dando una vuelta al globo.

Las encargadas de despedir al buque fueron la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, responsable del proyecto, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, responsable de la embarcación y de su dotación de marinos.

Garmendia, que aprovechó el acto de despedida del Hespérides para ponerlo como ejemplo de los éxitos de la ciencia española, aseguró que este tipo de inversiones tan ambiciosas 'no son una rareza'. Para la ministra de Ciencia e Innovación, este tipo de proyectos 'de primera magnitud' prueban que 'la mejor ciencia tiene capacidad de servicio público', en referencia a los descubrimientos que la expedición tiene previsto realizar en materia de cambio climático.

'La mejor ciencia tiene capacidad de servicio público' 'Se trata de un momento histórico', aseguró Garmendia, 'que hace unos años hubieras sido imposible de imaginar en nuestro país'. La ministra criticó el 'victimismo y derrotismo' que se ha instalado como imagen de la investigación científica española al destacar que es un rasgo que no había visto 'ni en vosotros ni en vuestros equipos', señalando a Carlos Duarte, jefe científico de la expedición e investigador del CSIC, y a Juan Antonio Aguilar, comandante del buque.

Por su parte, la ministra de Defensa habló del proyecto como la mayor 'comunión fructífera' entre marinos y científicos de la historia de España desde la que protagonizó Malaspina en el siglo XVIII y que da nombre a esta 'gesta', según sus palabras. 'Se unen para lo mejor, para conocer el mundo', resumió Chacón.

Tras darle permiso al comandante para soltar amarras, Chacón y Garmendia despidieron al buque, un puntero laboratorio flotante que durante siete meses circunnavegará el globo para realizar una fotografía de alta resolución del estado de los océanos y, por tanto, del planeta, para completar un análisis muy preciso de la verdadera influencia del cambio climático.

Las investigaciones oceanográficas de la expedición Malaspina están divididas en siete bloques de conocimiento, que trabajarán coordinados por el responsable científico del proyecto, Carlos Duarte.

La expedición Malaspina estará a pleno rendimiento el próximo día 20 de enero, cuando el buque Sarmiento de Gamboa zarpe desde Las Palmas de Gran Canaria para completar las 30.000 millas náuticas de recorrido que sumarán ambas naves.

En la expedición participarán más de cuatro centenares de investigadores -250 españoles-, a través de casi 40 organismos e instituciones -16 extranjeras, entre las que se encuentran la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Universidad de California-, además de medio centenar de técnicos, 40 marinos civiles y algo menos de un centenar de miembros de la Armada. Más de 50 jóvenes estudiantes completarán su formación académica embarcando en la campaña en algún tramo.