Público
Público

“En 100 años la gente hablará de ‘The Walking Dead’ como hablamos ahora de George Romero”

Andrew Lincoln, Norman Reedus, Jeffrey Dean Morgan y Greg Nicotero hicieron escala en Madrid con The Walking Dead Euro Tour y además de su encuentro con los fans hicieron hueco para hablar con los medios sobre la serie y su repercusión.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Los actores protagonistas de "The Walking Dead" y el productor de la serie durante un evento en la plaza madrileña de Callao. EFE/ Kiko Huesca

Los actores protagonistas de "The Walking Dead" y el productor de la serie durante un evento en la plaza madrileña de Callao. EFE/ Kiko Huesca

The Walking Dead no es solo una serie de zombis. Es un fenómeno televisivo que trasciende el medio siendo capaz de arrastrar a cientos de personas a la puerta de un cine colapsando el centro de Madrid solo para ver, aunque sea de lejos, a tres actores y un productor. Unas horas después de la locura desatada en Callao, Jeffrey Dean Morgan, Andrew Lincoln, Norman Reedus y Greg Nicotero comparecieron ante un reducido grupo de periodistas para hablar de la serie, del género zombi y, claro, de los fans. Lo hicieron con la serie entrando en la recta final de la temporada. Esta noche (a partir de las 22:20 horas) se estrena el episodio 13 de los 17 que la componen.

“Me gustaría meter a todos en un avión y llevármelos para que me ayuden a luchar contra Negan”, bromea Andrew Lincoln, Rick Grimes en la ficción. Negan es Jeffrey Dean Morgan, un novato en esto del fenómeno fans que arrastra The Walking Dead tras aterrizar al final de la sexta temporada en la serie. No es de extrañar que todo el revuelo montado le haya sorprendido. Sobre todo teniendo en cuenta que su personaje es el más odiado de todos. Incluso quienes no sigan la serie habrán oído alguna vez o leído sobre su afición por machacar cráneos con un bate rodeado de alambre de espino.

Negan es el gran villano de esta séptima temporada, la más irregular y la que más descontentos tiene a los seguidores. Aún así, el público le quiere. “Negan es un personaje muy querido en los cómics por los fans y no me esperaba esta reacción, sobre todo después de la introducción del personaje. Pero viendo las reacciones, sobre todo estas dos últimas semanas en el fan tour, me ha asombrado y no había visto esto antes. Mi primera preocupación al entrar a formar parte de The Walking Dead era no meter la pata”, reconoce un sorprendido y halagado Jeffrey Dean Morgan.

Fans de "The Walking Dead" congregados en un acto de la serie en la Callao, Madrid. EFE/Kiko Huesca

Fans de "The Walking Dead" congregados en un acto de la serie en la Callao, Madrid. EFE/Kiko Huesca

Eso sí, la idea de hacer un spin off no le convence. Acaba de llegar y quiere que su recorrido dure mucho tiempo. “No quiero dejar esta serie, quiero continuar con esta historia”, dice. Y lo mismo opinan sus compañeros de reparto, Norman Reedus y Andrew Lincoln. El segundo, Rick Grimes en la pantalla, es el que todo el mundo señala como enemigo natural de uno de los mejores villanos que ha dado la televisión reciente. Tanto es así que coinciden en reconocer que si alguien tiene derecho a matar a Negan –nadie duda de que acabará pagando por sus crímenes y barrabasadas–, ese es Rick. “Quiero matarlo, pero dentro de mucho tiempo”, reconoce entre risas Lincoln.

En esta séptima temporada hay menos zombis, capítulos de muy baja intensidad y momentos que han calentado mucho las redes sociales –como ese ciervo del capítulo 12–. Sin embargo, ha dejado momentos inolvidables que se quedarán grabados mucho tiempo en la retina del espectador. “La muerte de dos personajes muy queridos y a la vez la introducción de un personaje que les quiebra, que les hace ir hacia delante, cómo es este nuevo mundo en el universo de The Walking Dead” es lo que destacó Morgan.

La violencia como “parte de la brutalidad de este mundo”

La violencia es algo que siempre se ha criticado a esta serie, sobre todo en el arranque de la temporada con la entrada en acción de Negan y su bate, Lucille. “Para mí es parte de la brutalidad de este mundo. La gente hace lo que tiene que hacer para sobrevivir”, puntualiza Greg Nicotero, productor de The Walking Dead, quien siempre ha defendido que esta serie “realmente se centra en la condición humana y las relaciones humanas”.

De hecho, los zombis han pasado a ser algo casi anecdótico. Están ahí, son el contexto. Pero ni asustan como al principio ni tienen el protagonismo de las primeras temporadas. Ahora los enemigos son humanos que han aprovechado el caos y la necesidad del momento para alzarse como salvadores dictatoriales. O haces lo que se les antoja o sucumbes ante ellos. Un hombre violento armado con un bate con nombre propio; otro erigido rey con un tigre como mascota; una mujer que tira a sus enemigos a un coliseo con muros de estercolero para que se enfrenten a una bestia con púas…

En The Walking Dead da la impresión de que para ser el líder de una comunidad hay que estar algo desequilibrado mentalmente. Aunque el que responde a esto no es Jeffrey Dean Morgan, sino Andrew Lincoln, el líder por antonomasia de esta serie. “Loco, no. Comprometido, diría. Rick Grimes es un tipo normal en situaciones complicadas, ha perdido mucha gente y se vuelve loco en algún momento, pero estaba procesando su dolor y su pena”. Sin duda, es el más equilibrado mentalmente de todos.

La impronta de ‘The Walking Dead’

En cada entrevista, en cada reseña, en cada rueda de prensa…, siempre sale a colación George Romero. Porque él fue quien inauguró un género en alza. “Comenzó con La noche de los muertos vivientes en 1968. Antes de eso los zombis ni siquiera existían, solo eran parte de la cultura vudú. George creó las reglas”, explica Nicotero, quien hace un rápido resumen de lo que ha sido el género en cuestión de un minuto.

Desde esos inicios a la irrupción de videojuegos como Resident Evil y The House of Dead en los noventa, que abrieron el género “a una nueva generación de gente joven”. Y de ahí a películas como la propia adaptación de Resident Evil y 28 días después. Ahora es el turno de las series, el suyo. Jeffrey Dean Morgan lo tiene claro: “Creo que The Walking Dead ha cambiado las reglas del juego. Cada semana se crea algo que no se había visto antes. Estoy seguro que en 100 años la gente hablará de Greg [Nicotero], de esta serie y de este reparto como nosotros hablamos ahora de George Romero”.