Público
Público

"El 15-M es de las pocas cosas que nos inspiran hoy"

El dibujante sevillano encuentra en el movimiento ciudadano un espacio para la esperanza en un mundo mejor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Filósofo de masas. Así es como se trata al dibujante Miguel Brieva (Sevilla, 1974) en la exposición que la galería cacereña Casa Sin Fin (titulada precisamente Filosofía de masas) mantiene abierta hasta el 18 de septiembre. Aunque también podría ser definido como un dibujante de palabras. Los cómics, viñetas y carteles de Brieva hablan por sí solos y sus explicaciones son directas. Y atacan sin remordimientos la moral del lector. 'Palabra e imagen son dos medios paralelos, pero para mí tiene más relevancia la palabra, aunque sea dibujante', explica el sevillano a Público. La combinación de ambas, prosigue, es 'el ideal'. Todo comenzó el día en el que un cómic de Bruguera cayó por primera vez en sus manos. 'Lo que hago ahora es una prolongación de eso, ampliada a otras cosas, no exclusivamente cómics', afirma.

El artista confiesa que ni siquiera le gusta mucho dibujar. Para él lo más importante es 'la idea'. 'Contar cosas y reflexionar es lo que me gusta, y si lo tengo que hacer dibujando, pues así lo haré. Si pudiera hacer animaciones 3D también las haría'. ¿Son las ideas perecederas? No para Brieva. 'A lo largo de la historia hemos manejado las mismas ideas todo el tiempo, y lo que uno hace es actualizarlas, vestirlas con la ropa de la época', explica.

'La novela gráfica podría ser la literatura del futuro'

Miguel Brieva no tiene móvil y para cazarle en el teléfono fijo de su casa más vale utilizar el correo electrónico y concretar hora. Actualmente se encuentra a punto de entregar el que será su cuarto libro, Memorias de la Tierra (Reservoir Books), haciendo música con con su grupo Las Buenas Noches, donde toca el charango y el cuatro venezolano, y soñando con hacer algún día una película. Sigue teniendo tiempo para mirar a su alrededor y lo que ve no es alentador. 'En la actualidad hay una crisis cultural que en el fondo corresponde a una profunda crisis humana de un sistema al borde del colapso y que no responde ni a las necesidades ni a las aspiraciones humanas'.

Según el dibujante, la actual crisis cultural se caracteriza por el malgasto de talento artístico. Y aunque internet ofrece 'un archivo descomunal de todo lo que ha pasado', a día de hoy, el '15-M es de lo poco inspirador que hay'. A Brieva le gusta reconocer el trabajo de 'gente que está al margen de los grandes medios y que son los verdaderos intelectuales de este país', matiza. ¿Y quiénes son entonces los falsos intelectuales? 'La gente consagrada, omnipresente desde hace años, que son el equivalente para nuestra generación a lo que fueron las élites intelectuales franquistas para ellos: un tapón generacional, incapaz de reconocer sus errores, o de saber ver la verdad que trae consigo la gente más joven', responde. Personas que, según Brieva, son los 'creadores de opinión monolítica generalizada'.

'Hay que fomentar y empujar entre todos para que el 15-M sirva de algo'

El dibujante nunca podrá perdonarse que el nacimiento del 15-M le pillase en medio de un viaje con su novia a Ecuador. 'El momento álgido lo viví pegado a internet y, en cuanto volví, fui a las movilizaciones', recuerda. Para el dibujante, el movimiento trata de revertir el sistema: 'Esto que a nadie le gusta y que es una trampa en la que nos hemos metido todos'. Ahí encuentra la chispa necesaria para empuñar el lápiz y dar rienda suelta a su crítica mordaz. 'Hay que fomentar y empujar entre todos para que el 15-M sirva de algo. Para alumbrar otras posibilidades distintas a las que todo el rato nos transmiten los medios', apuesta.

Las asambleas, acampadas y movilizaciones demuestran, según el dibujante, que el 15-M ha despertado a la gente que estaba aburrida de 'esta vida triste' que les venden. 'Cuando les das una molécula de algo de verdad a aquellos supuestamente atomizados por el botellón, lo flipan', explica. Su aportación al Movimiento 15-M no podía ser otra que regalarle una obra de arte cargada de intención. Una de sus maravillosas fusiones de imagen e ideas. Un aliento.

La exposición Filosofía de masas muestra una selección de 15 viñetas originales de Dinero, El otro Mundo y Bienvenido al Mundo, todas publicaciones de Brieva. Allí están sus influencias, que van más allá del cómic: Kubrick, Pessoa, Satie, El Roto, Bergman, Antonio Machado, Agustín García Calvo, los Monty Python o Chicho Sánchez Ferlosio.

Ante el auge de la novela gráfica y del cómic en España, ¿cuál es el futuro que les espera? 'Puede que con el empobrecimiento social acaben siendo la literatura del futuro', vaticina Brieva. Art Spiegelman le ha inspirado la idea de que 'si continúan aumentando su calidad y viviendo en la era de la imagen, podrían convertirse en el sustitutivo de la literatura tradicional'.