¡Están locos estos romanos!

Durante el Imperio, la calvicie se consideraba deshonra, se colgaban escorpiones de las ventanas y se practicaba la pederastia

BEATRIZ LABRADOR Madrid 24/11/2007 21:36 Actualizado: 25/11/2007 11:09

26 Comentarios

 

Media: 0

Votos: 0

Placa campana con escena de caza, fechada en torno a la primera mitad del siglo I d.C.

Placa campana con escena de caza, fechada en torno a la primera mitad del siglo I d.C.

Piense en los romanos. Ésos a los que Obélix no se cansaba de llamar locos. Quizá acuda a su mente la imagen sudorosa de Charlton Heston conduciendo una cuádriga, o de Robert Taylor y Deborah Kerr viviendo una apasionada historia de amor mientras Peter Ustinov, en la piel de Nerón, prende fuego a Roma.

¿Pero qué tienen de real Ben Hur o Quo vadis? ¿Hasta qué punto son fieles a la realidad de la Roma imperial? ¿Dónde termina la historia y empieza la edulcoración? Es difícil marcar la frontera, pero Hollywood, como en muchos otros temas, ha contribuido a generalizar un estereotipo dejando fuera de plano las aristas más incómodas. Por ejemplo, la tolerancia a la pederastia, la crueldad de algunos castigos romanos o el omnímodo poder del padre sobre su descendencia, que provocó que el parricidio se estableciese como una "costumbre" relativamente frecuente.

Era el pater familias el que decidía desde el primer momento el destino de su prole. Cuando nacía un niño en el seno del matrimonio, la matrona lo depositaba a sus pies. Si el padre lo recogía significaba que le aceptaba en la familia, pero si lo ignoraba prácticamente firmaba su sentencia de muerte.

Las relaciones paterno-filiales

El recién nacido era abandonado en la vía pública, donde solía perecer, o era recogido por los tratantes de esclavos, que lo alimentaban hasta poder venderlo. Eran los hijos "expuestos", los hijos expósitos. Ningún bebé con malformaciones se libraba de este destino, ni tampoco los que nacían en una familia con dificultades económicas. En algunas ocasiones, el recién nacido era rechazado por sospechas de adulterio.

Con el paso del tiempo, la relación paterno-filial se desarrollaba basada en un profundo respeto no exento de temor. El domine (la manera correcta de dirigirse al padre) tenía siempre la potestad de decidir la suerte de sus hijos.

Cualquier hombre, independientemente de su edad o estado civil no era considerado ciudadano romano con todos los derechos hasta que su progenitor moría. No podía casarse sin autorización, ni firmar contratos, ni disponer de un patrimonio propio. El padre era el juez de su dicha o su desgracia.

Ciudadanos supersticiosos

El domine no sólo decidía sobre sus hijos, sino también sobre los esclavos que vivían sobre su techo. Podía ordenar su ejecución u otorgarles la libertad para que pudiesen formar su propia familia, enterrar a sus muertos y convertirse en libertos, como eran la gran mayoría de los comerciantes o artesanos. Eran la base de la clase media, algo más acomodada que la plebe, formada por esclavos y asalariados que se alimentaban fundamentalmente de pan y nabos.

Sin embargo, la pompa y el boato escondían una sociedad que se movía a base de sobornos y tráfico de influencias. Los notables ignoraban la ley y se dedicaban a la usura. Eran las cabezas visibles de un imperio formado por millones de ciudadanos supersticiosos, que temían a las tormentas y que consultaban a oráculos y augures cualquier sueño.

Entre las costumbres cotidianas, algunas rarezas. Los romanos salían de casa con el pie derecho y colgaban escorpiones de sus ventanas para pinchar los ojos de los envidiosos. Enterraban a sus muertos a la orilla de las calzadas, decoradas con guirnaldas, para que los transeúntes admirasen sus tumbas y los muertos se mantuviesen al tanto de quién entraba y salía de la ciudad.

Ocultaban su calvicie con pelucas y postizos, mientras que ellas esperaban poder ver de lejos a la mujer del emperador, que era quien dictaba la moda, para copiar su peinado o su tinte de pelo, que generalmente solía ser rojo. Una sociedad chismosa, aficionada al libelo y, en algunos aspectos, decadente a nuestros ojos. Quizá en el fondo tenía razón Obélix y estos romanos estaban locos.

Los romanos toman Madrid

Holografías, maquetas, juegos de luces e infinidad de tesoros arqueológicos componen la muestra Roma, SPQR, organizada por la Fundación Canal. La muestra recorre la vida cotidiana en la Roma Imperial, desde su comienzo con Augusto (siglo I a.C.) hasta su final con Constantino (siglo IV d.C.).

PUBLICIDAD

  • A.G.P.
    #1 Vota Vota

    -5 i A.G.P. 25-11-2007 12:09

    Excelente artículo. Enhorabuena por abordar este tipo de temas.

  • antonio
    #2 Vota Vota

    -3 i antonio 25-11-2007 12:29

    vean "Roma" de la HBO, creo que echaron la primera temporada en cuatro pero luego la quitaron. En la segunda temporada se retrata más si cabe la relación de los romanos con la muerte o el sexo de una forma más "contundente"

  • guillo
    #3 Vota Vota

    -6 i guillo 25-11-2007 12:36

    Una sociedad chismosa, aficionada al libelo... ...Ocultaban su calvicie con pelucas y postizos, mientras que ellas esperaban poder ver de lejos a la mujer del emperador, que era quien dictaba la moda ...una sociedad que se movía a base de sobornos y tráfico de influencias. Los notables ignoraban la ley y se dedicaban a la usura... no se si agregar algo mas acerca de nuestros admirados romanos o acerca de nosotros...

  • Yo
    #4 Vota Vota

    -12 i Yo 25-11-2007 12:43

    Excelente articolo? Hmm...se intentó sacar el morbo a la historia y ni se menciona la herencia que Roma nos dejó: derecho, arte, politica, filosofia, etc...Ni una palabra, ni un "a pesar de". Muy mal hecho.

  • Otro Yo
    #5 Vota Vota

    -9 i Otro Yo 25-11-2007 12:59

    Ok q los romanos influyeron decisivamente en derecho, pero arte, filosofía, política... todo griego, no nos engañemos...

  • historiador
    #6 Vota Vota

    -13 i historiador 25-11-2007 13:36

    LA SALSA ROSA DE LA HISTORIA, EL CHISMORREO FACIL Y MORBOSO. UNA COSA ES NARRAR LITERARIAMENTE LA HISTORIA Y OTRA MUY DISTINTA BUSCAR LOS RECOVECOS POCO SIGNIFICANTES PARA DESTACAR LA CARNAZA Y CONVERTIRNOS EN HISTORIA BASURA. MAS SENSATEZ

  • Observador
    #7 Vota Vota

    -6 i Observador 25-11-2007 14:05

    Como ya han comentado, todos estos temas están tratados con detalle en la EXTRAORDINARIA serie de TV "ROMA", actualmente emitiéndose su 2a temporada en digital +, pero disponible en DVD en su totalidad (2 temporadas - 22 capítulos). Imprescindible para los interesados en el tema.

  • h2o
    #8 Vota Vota

    -7 i h2o 25-11-2007 14:14

    Historiador, para los tratados históricos pormenorizados ya están los libros de texto y las enciclopedias.

  • Patricio
    #9 Vota Vota

    -10 i Patricio 25-11-2007 14:55

    Un buen artículo. Qué imbecilidad el comentario de Yo.

  • Trigunweb
    #10 Vota Vota

    -12 i Trigunweb 25-11-2007 15:09

    Independientemente del amarillismo del artículo que me recuerda la escena de La Vida de Brian aquella de ¿pero qué nos trajeron los romanos?, avisar de que la imagen que ilustra el artículo no es una escena de caza sino una escena de anfiteatro, concretamente una "venatio". Noto entre los periodistas una preocupante falta de conocimiento sobre los temas que escriben. Por cierto, no hace falta ser historiador para saberlo.

  • cylone04
    #11 Vota Vota

    -7 i cylone04 25-11-2007 15:12

    Durante los siglos 18 y 19 se exponían los niños en toda Europa, los que tenían río cerca, allí los tiraban. En el s 20, se expusieron niñas, principalmente,en toda China producto de la política demográfica maoista. Hoy en día se sigue haciendo. En cuanto a lo de la crueldad en los castigos.., el refinamiento del castigo ha llegado al máximo en nuestros días. Gracias a los romanos tenemos códigos de derecho civil.

  • http://escritoscorsarios.blogspot.com/

    El artículo podía haber estado muy bien si indujera al lector a reflexionar sobre el hecho cultural, es decir que todos somos hijos de nuestra historia y de las costumbres en las que nacemos. No sucede así y el tono es el mismo de muchos artículos que hablan del mundo árabe ridiculizando sus "extravagancias" y condenando sus "crueladades". Exactamente igual que se escribirá sobre las costumbres del Occidente más desarrollado de hoy dentro de 500 o mil años, si sobrevive la raza. Bueno, no sucederá esto que digo porque si sobrevive tanto este mundo será justo porque ya no pensaremos así sobre "lo otro", sobre lo que no pertenece a nuestra cultura.

  • Pablo
    #13 Vota Vota

    -10 i Pablo 25-11-2007 16:30

    Beatriz (autora), maja... más rigor...

  • AGIL
    #14 Vota Vota

    -6 i AGIL 25-11-2007 16:36

    Occidente es "hijo" de Roma. Y, por Occidente, el resto del planeta. ¿O es que no vemos que "nuestros" edificios imitan y no siempre muy bien la arquitectura de los romanos? (Si quieren, pasada por los renacentistas, pero...) El dominio del "paterfamilias" sobre los de su casa ha sido (y es a ciertos niveles) grande hasta hace bien poco, en particular, sobre la esposa... En fin: Que somos hijos del imperio romano, al que han procurado imitar todos los imperios...

  • Stoss
    #15 Vota Vota

    -5 i Stoss 25-11-2007 16:37

    Hay quien todavía no se ha enterado que el concepto de raza, científicamente, no existe. Claro que, políticamente sí es relevante, caso de los nazis, o de partidos que se definen como sozialista y nazionalista, y como los nazis sus matones callejeros buscan atemorizar a la población.

  • MacCano
    #16 Vota Vota

    -3 i MacCano 25-11-2007 17:12

    Personalmente me decepciono la exposición de la fundación Canal, mas que nada por que estaba muy orientada a la religión catolica, y no tanto a la historia de Roma. Muchas referencias a peliculas Peplum y superproducciones de hollywood y no tanto a definir un poco mas cosas como las que comentas. Vamos, si alguien va que tenga en cuenta que vera piezas preciosas, pero el contenido esta sumamente politizado.

  • Annimo
    #17 Vota Vota

    -5 i Annimo 25-11-2007 17:26

    Pues tiene pequeños errores como que el amo no podía matar al esclavo. Existía un derecho penal aplicable a los esclavos y según lo que haciese se le podía castigar de un modo u otro. Es decir, cortándole una oreja, etc. Y por supuesto, no podía matarle a voluntad.

  • discussed
    #18 Vota Vota

    -6 i discussed 25-11-2007 17:35

    La "arista más incómoda" del texto es que alguien se sorprenda de que una sociedad de hace 2000 años pueda ser distinta a una película para chavales de hace 50 años.

  • Para Annimo
    #19 Vota Vota

    -2 i Para Annimo 25-11-2007 18:37

    Los amos sí podían matar a sus esclavos, sólo tenían que justificarlo y que la sentencia fuese dictada. En la mayorí ade los casos solía ser así.

  • German
    #20 Vota Vota

    -2 i German 25-11-2007 19:06

    La familia romana vivía así: http://www.iccc.es/2007/08/05/la-familia-romana/ Salu2

  • gon
    #21 Vota Vota

    -1 i gon 25-11-2007 19:50

    Recomiendo la serie "Roma" que echaban en Cuatro el año pasado. Ya se puede comprar en DVD. Una joya.

  • Miguel ngel
    #22 Vota Vota

    -2 i Miguel ngel 25-11-2007 22:15

    La descripción de la Roma corrupta supongo que será de la que ya estaba en decadencia, digo yo. Porque una sociedad así jamás podría haber conquistado todo lo que conquistó. P.S.: Anda que vaya colores en el formulario de comentarios... Casi he tenido que localizar los campos al tacto.

  • Lazlo
    #23 Vota Vota

    0 i Lazlo 25-11-2007 23:37

    Tan parecida a la actual...

  • JdJ
    #24 Vota Vota

    -2 i JdJ 27-11-2007 09:49

    Todos los juicios históricos han de tener en cuenta el entorno. Este artículo está escrito dando la impresión de que los romanos eran supersticiosos, crueles con los recién nacidos y corruptos, y sólo ellos lo eran. Lo cierto es que lo era el mundo entero. Y no sólo eso, sino que en aquel mundo entero Grecia y Roma aparecían claramente como dos naciones mucho más civilizadas que la media. De hecho, en uellos años, sobre todo la etapa republicana, era tal chollo ser romano que buena parte de las guerras de entonces, sobre todo con los itálicos, se explican por los intentos de los no romanos por serlo. Y es que el artículo borra de un plumazo cosas como la ingeniería o el derecho, pequeños avances corruptos y supersticiosos sin importancia. Por cierto, los libertos, además de comer pan y nabos (sic), se convertían en clientes de los patricios que los manumitían, lo cual quiere decir que dichos patricios adquirían obligaciones de custodia, también económica, sobre ellos.

  • marcus
    #25 Vota Vota

    -1 i marcus 27-11-2007 10:49

    El artículo dice que los que comían pan y nabos era la plebe, no los libertos.

  • ViNgA!
    #26 Vota Vota

    0 i ViNgA! 28-11-2007 11:33

    Que la sociedad de los mileuristas, el Tomate, el amarillismo, la "prensa" rosa y demás cotilleos; el martes y 13, el no pasar bajo una escalera y llena de "malayos" y similares hable de esclavismo, chismorreos, supersticiones y corrupción... Manda huevos!

No se admiten más comentarios en esta noticia