Publicado: 06.07.2014 12:21 |Actualizado: 06.07.2014 12:21

25.000 personas disfrutan de 14 horas de música en el Canet Rock

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 25.000 personas han pasado este sábado por el Canet Rock, el renacido festival que en los años 70 se celebró durante cuatro años en este municipio del Maresme. Dieciséis artistas del panorama actual musical catalán y grupos de siempre pasaron por el escenario durante más de 14 horas en un ambiente muy poco reivindicativo.

Manu Guix fue el encargado de empezar el certamen con un homenaje a les Sis Hores de Canet, el embrión del festival, interpretando temas de Maria del Mar Bonet y Quico Pi de la Serra, acompañado de otros cantantes como Elena Gadel, Marta Aguilera y Ramon Mirabet.

El Canet Rock continuó después con Pep Sala y un homenaje a Sau, seguido de Caïm Riba, Els Pets, Els Amics de les Arts, Manel, Love of Lesbian y Mishima, entre otros.

También participaron clásicos que rememoraron el antiguo Canet Rock como Sisa, que interpretó dos canciones, y Elèctrica Dharma. Precisamente, el cantante y saxo del grupo, Joan Fortuny, destacó que "volver aquí es muy agradecido. Después de más de 30 años es emocionante volver al mismo lugar y, sobre todo, porque hemos dedicado la actuación a Josep Fortuny", integrante de la formación recientemente fallecido.

Uno de los momentos que reunió más público fue pasada la medianoche con Love of Lesbian, con más de 22.000 personas en el recinto. El cantante, Santi Balmes, afirmó que sólo con llegar ya se dio cuenta de que esto era diferente. ·Estamos viajando de festival en festival, y éste es, en todos los sentidos, superior. Me ha impresionado la gente", explicó.

Al margen de los conciertos y el éxito de público, mucha gente se ha quejado de los problemas de cobertura de telefonía móvil. Desde la organización ya han anunciado que pedirán explicaciones a las compañías porque se había contratado un refuerzo especial para la ocasión que no ha funcionado. De la misma manera, ha habido quejas por las largas colas para el bar y para acceder a los lavabos, de más de una hora. "Somos conscientes y lo lamentamos", ha añadido Recoder.

La organización no descarta hacer un segundo festival, aunque primero quieren reunirse y analizar cómo ha ido el primero y los problemas que han surgido. "Los músicos nos han pedido que quieren volver", ha dicho Recoder.

El festival ha terminado sobre las 09.00 horas con la actuación de The Pinker Tones. Unas 2.000 personas han aguantado hasta el final del certamen.