Andrew Wylie 'El Chacal' muerde a los editores

El agente literario pretende publicar en formato electrónico grandes clásicos sin contar con las editoriales

ISABEL PIQUER Nueva York 24/07/2010 00:05

Comentarios

 

Media: 5

Votos: 8

El chacal' ha dado un golpe de mano a la industria.

El chacal' ha dado un golpe de mano a la industria.

Guerra en el mundo editorial. Andrew Wylie, el gran agente literario, apodado El chacal, y que gestiona los derechos de más de 700 escritores en todo el mundo, ha escandalizado a la industria con un anuncio ambicioso y muy inteligente: pretende publicar en formato electrónico clásicos como Lolita de Nabokov, o Los Desnudos y los Muertos de Mailer directamente en Amazon, sin contar con las editoriales. Es una táctica que puede traer graves consecuencias, ya que ¿para qué se necesitarán a los editores si el escritor vende sin estos intermediarios sus libros en una página web?

La reacción de las editoriales ha sido inmediata. El gigante Random House, que tiene los derechos digitales de muchas obras que quiere editar Wylie, ya ha anunciado que rompe sus relaciones con él. "No negociaremos ningún trato a nivel mundial en obras de lengua inglesa, hasta que este asunto se resuelva", aseguró uno de sus portavoces.

Todo empezó el pasado miércoles cuando el agente señaló en un discreto artículo en The New York Times, que produciría en exclusiva para Amazon libros electrónicos de obras de su catálogo ya publicadas. Para ello, su intención es crear una editorial, Odyssey Editions, que le sirva como herramienta para negociar directamente los royalties de sus autores con la tienda on-line.

Con esta táctica, el beneficio del editor se lo llevan el escritor y agente

En principio, la idea es forzar a las editoriales a pagar más por los derechos digitales. "Debe haber un ajuste con lo que están dispuestos a hacer", decía Wylie a The New York Times. De hecho, según un artículo publicado en The Guardian el pasado jueves, son muchos los autores que se han quejado de que la oferta de las editoriales por este tipo de derechos es todavía demasiado bajo. En el Reino Unido, los derechos en papel están en el 25% del precio de venta al público (PVP). Los autores han exigido un 50% para los e-books. Amazon, por su parte, ya ofrece el 70%. La decisión para muchos es evidente.

Con esta táctica quien gana es el escritor, pero también el agente. En estos momentos, en España, el editor se lleva un 30% del PVP. Si este porcentaje desaparece al no existir este intermediario, el autor y su agente serían los grandes beneficiados.

La polémica de los muertos

De momento, Odyssey, la iniciativa de El chacal, empezará con 20 obras, entre ellas El hombre invisible" de Ralph Ellison, Miedo y Asco en Las Vegas de Hunter S. Thompson o Hijos de la Medianoche de Salman Rushdie.

El tema de los derechos digitales, sobre todo para los autores más famosos ya fallecidos, es extremadamente controvertido, como ha pasado en el cine y la música. Y Wylie tiene en cartera a muchos de ellos: Norman Mailer, Richard Avedon, Saul Bellow, Roberto Bolaño, Jorge Luis Borges, Vladimir Nabokov, Arthur Miller, Paul Bowles, William Burroughs, Diane Arbus, John Cheever, Raymond Carver, Irving Penn e Evelyn Waugh, entre otros.

Las editoriales aseguran que los ingresos digitales ya están incluidos en los contratos que firmaron en su momento con sus estrellas, antes de que existieran los e-books. Sus herederos, sin embargo, cuestionan el planteamiento. Piden que se renegocien los derechos y se quejan del porcentaje residual que reciben de los editores (entre el 25% y 30%)

En el mundo de los vivos, tampoco le va nada mal al Chacal. Entre el elenco de talentos solamente hay un español, Antonio Muñoz Molina, pero a su lado está el quién es quien de la vida literaria internacional, política e intelectual pasada y presente: Martin Amis, Phillip Roth, V.S Naipaul, Amos Oz, Salman Rushdie, A.M Homes, y celebridades como la fotógrafa Annie Leibovitz.

Todo esto sucede en un momento en el que Amazon ha anunciado que en el último trimestre había vendido más libros electrónicos que en papel (sin ofrecer nunca cifras). Algo "asombroso", según el fundador y consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos.

La siguiente cuestión es, si una vez eliminados los editores, el escritor también se comerá al agente.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • Desobediente
    #1 Vota Vota

    12 i Desobediente 24-07-2010 10:32

    Los tiempos que vivimos están cambiando el paradigma, es algo parecido a lo que sucedió cuando Gutenberg inventó la imprenta a finales del siglo XV, lo cual significó la obsolescencia de los monjes copistas anteriores. Internet y las nuevas tecnologías electrónicas significarán sin duda la obsolescencia de las editoriales --intermediarios chupasangres, como todo lo que tiene que ver con el capitalismo-- y este artículo habla sobre eso. Pero es más: Andrew Wyler y los superagentes literarios también desaparecerán pronto y, al final, serán los propios autores quienes venderán directamente sus obras a los lectores, tras negociar entre ellos un precio justo para ambos.

  • Jeanloup
    #2 Vota Vota

    7 i Jeanloup 24-07-2010 11:00

    Que el negocio editorial está en extinción es algo de lo que no me cabe la menor duda. Con los libros electrónicos el papel acabará desapareciendo. No los libros. Ahora bien, si lo que pretenden los escritores y sus agentes es repartirse el mismo pastel para ellos solos, sin tener en cuenta que el coste de cada libro desciende de una manera brutal, tampoco irán muy lejos y la piratería seguirá en auge. ¿Compraría usted los libros a 6 ó 7 euros, para leerlos en formato electrónico? y ¿A 18?

    Mi abuelo fue carretero y al final de su vida acabó de portero en una fábrica. Entonces se acabaron los carros y hoy se ha acabado el negocio editorial. Es muy potente y se resistirá, pero las cosas son como son y no de otra forma.

  • PereUbu
    #3 Vota Vota

    10 i PereUbu 24-07-2010 11:13

    Muy listas las editoriales. También podrían negarse a publicar en formato electrónico para no quitar trabajo a las imprentas. Yo creía que la finalidad de un libro era ser leido, y resulta que no, que es la de dar de comer a tres o cuatro aparte del escritor. En el futuro es que ni agentes literarios habrá, cualquier escritor podrá publicar sus propias obras sin tener que pasar por el aro de agente/editorial/imprenta/distribuidora/tienda. Conseguir el isbn es relativamente fácil y barato, publicar en formato electrónico lo mismo, colgar los libros en una web para descargar más de lo mismo. Yo soy adicto al libro de papel, perio bienvenido sea el libro electrónico si hace posible el acceso a la cultura a casi todo el mundo y de forma más barata.

  • patufet
    #4 Vota Vota

    4 i patufet 24-07-2010 11:13

    Aunque me parece que los dos primeros comentarios tienen su parte, bastante, de razón y de razonamiento, creo que olvidan varias cosas. La primera es hacia dónde se dirige el mundo y en manos de quiénes. La red será más o menos libre hasta que se constituya en hegemónica. A partir de ahí, dará paso a un control férreo (que ya existe pero se disimula). En otras palabras, la red es controlable fácilmente por el poder. El papel, las copias en multicopista (viatnamita) no. Hagan juego, señores.

  • Desobediente
    #5 Vota Vota

    4 i Desobediente 24-07-2010 11:27

    Para Jeanloup:

    Es un nuevo concepto de libro lo que está naciendo. Como el acceso a los textos se democratiza inexorablemente a causa de internet, ya no será posible seguir hablando del "mismo pastel" --ni "para ellos solos" ni para nadie--, pues el pastel capitalista constituido por el precio exorbitante de los libros es algo artificial e impuesto unilateralmente por el mundo editorial. Cuando los superagentes literarios, como este sujeto llamado Chacal, hayan hecho desaparecer a las editoriales y cuando el empuje de los acontecimientos haya hecho a su vez desparecer a los superagentes literarios, el pastel actual se habrá terminado para dar lugar a un precio decidido entre iguales, productor y consumidor (es decir, entre escritor y lector), con el que ambos alcancen el ideal de la izquierda: cultura para todos a un precio justo, pues no olvidemos que todo trabajo necesita y exige retribución... y escribir es un trabajo también.

  • Grave
    #6 Vota Vota

    2 i Grave 24-07-2010 12:25

    Por mucho que se esfuercen autores y agentes literarios, lo que pasa por sus manos es material crudo: el texto de un autor necesita una puesta en formato. Lamentablemente hay muchos autores que, pese a tener talento, imaginación y sentido de la estética, no son capaces de escribir una página sin dar patadas al diccionario y a la gramática. La labor del editor es adaptar esa materia bruta a los gustos del público, darle una materialidad agradable para no interferir en la lectura.

    Los editores no corren riesgo de desaparecer, simplemente verán cómo cambia el negocio. Los agentes literarios no son más que intermediarios que no trabajan el texto, sino que se encargan de negociar las mejores condiciones contractuales posibles para sus representados (los autores). La labor editorial, de copy-editting, no se puede pasar por alto porque leer los textos en crudo es como escuchar una emisora en la que las interferencias y la estática ocupan el 30% de la emisión.

  • Johnnie Segura
    #7 Vota Vota

    0 i Johnnie Segura 25-07-2010 19:04

    En esto de la mediación económica entre el autor y la obra la mejor manera de mantener cierta cordura es alejarse de los editores y de los marchantes de literatura al peso. Es una alegría saber que con un poco de astucia y una conexión a la web puedes torear a esos sangradores y dejarlos al margen de tu festín. De todos modos los que mandan son los grandes grupos del mercado de la palabra. Sin distribución no eres nadie, pero tampoco eres nadie si no te leen en los foros digitales. Salud y república.

  • Guinevere
    #8 Vota Vota

    0 i Guinevere 21-06-2012 12:43

    Después de leer los comentarios, me queda claro que en general, el público no tiene claro que un editor no es un simple impresor y distribuidor de libros. El editor hace un trabajo muy específico, de selección de material publicable, de edición propiamente dicha (no es lo mismo que corrección), de prescripción, de comunicación... Compramos libros de la editorial Tusquets, de Anagrama o de Lumen, por dar un ejemplo, porque conocemos sus criterios de calidad y de selección. Los que opinan despectivamente sobre los editores, tampoco saben la absurda y enorme cantidad de textos que se reciben a diario. Todo el mundo escribe. Publicar en internet es casi gratis. Pero ¿todo es igualente valioso y publicable? Lo dice una editora (no la dueña de una editorial) con un cuarto de siglo de experiencia.

No se admiten más comentarios en esta noticia