Las crónicas antifascistas de Stieg Larsson

La editorial Destino publica una selección de los artículos del autor de la trilogía ‘Millennium'

P. C. Madrid 15/06/2011 05:45 Actualizado: 15/06/2011 05:45

Comentarios

 

Media: 4.6

Votos: 15

El escritor y periodista falleció en 2004. Cordon press

El escritor y periodista falleció en 2004. Cordon press

Martilleaba el teclado con fruición. Como si en vez de un Mac -detestaba los PC- aún utilizara una máquina de escribir. Fumaba. De repente, cuando algo no le había salido bien, daba un puñetazo en la mesa. Enviaba correos electrónicos sin parar. A sus fuentes y a los detractores que le criticaban su denuncia de las políticas de extrema derecha en sus artículos. Nunca se arredraba, incluso aunque estuviera en medio de una manifestación de neofascistas.

Así era el Stieg Larsson (Suecia, 1954-2004) periodista, según contó ayer su compañero de redacción Daniel Poohl. Un hombre divertido y amigable, pero muy enérgico. Y así eran también sus crónicas: llenas de la misma potencia narrativa que imprimió a su trilogía Millennium y con una absoluta atención a la precisión en los datos.

Algunos de estos artículos y reportajes acaban de ser ahora publicados en castellano por la editorial Destino bajo el título La voz y la furia. Fueron publicados en Expo, la revista que el propio Larsson fundó en 1995. En ellos aborda los temas que después trasladó a sus novelas: el ascenso de las políticas de odio, la islamofobia, el racismo y el maltrato hacia las mujeres en Suecia, un país considerado paradigma del bienestar y la democracia.

"Stieg no estaba adherido a un partido ni se definía como feminista. Él era un demócrata con mayúsculas. Defendía la igualdad y cuando veía que los derechos humanos estaban amenazados reaccionaba", comentó ayer Poohl. Larsson nunca consideró que su país fuera inmune al fascismo. Partía de datos, como ese porcentaje del 5% al 10% de jóvenes suecos que dudaban de la existencia del Holocausto, según apareció publicado en Expo. "Sabía que la intolerancia forma parte de la naturaleza humana, pero lo importante era hacerle frente", señaló Poohl, para quien, sin duda, el escritor sueco seguiría hoy batallando contra el ascenso de la extrema derecha.

PUBLICIDAD

Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

Los comentarios que contengan insultos, descalificaciones, difamaciones, falsedades, enlaces inapropiados, comerciales y publicitarios o que contengan preguntas o valoraciones sobre el sistema de comentarios serán revisados para valorar su publicación, pudiendo ser eliminados. El cauce adecuado para la resolución de preguntas sobre el servicio de comentarios consiste en el envío de mensajes mediante el formulario que se encuentra en nuestra página de Contacto.

Los Usuarios que atenten con sus comentarios contra la imagen de Público, de sus trabajadores y propietarios o que utilicen cualquier tipo de técnica, fórmula o composición literal en sus mensajes para eludir los criterios de moderación o aquellos que suplanten personalidades de otros usuarios serán bloqueados en el servicio, eliminándose sus comentarios e impidiéndoles continuar publicando comentarios mediante su cuenta.

  • LEERLEER
    #1 Vota Vota

    1 i LEERLEER 15-06-2011 06:02

    Me apunto el libro de Larsson, aunque me huele a refrito. A ver si es verdad que alienta la misma fuerza narrativa. En cuanto termine la reseña de Currículum Mortis para "Lectores 10", le echaré un vistazo y os cuento

  • emanuel
    #2 Vota Vota

    1 i emanuel 15-06-2011 10:10

    Es , que es acojon..., que todavia alguien apueste por el odio y la muerte, pero los ahy ,y muchos, gente engañada por otros, que velan por intereses crematisticos, y , que emplean la masa, de la que se rien, como lo hizo Hitler, y tantos otros, no os dejeis arrastrar por estupideces , pensar, pensar,pensar... .

  • Krash
    #3 Vota Vota

    0 i Krash 15-06-2011 11:37

    Para que luego algunos digan que el antifascismo es una 'tribu urbana' o lo equiparen con el fascismo. Mucho que aprender de Larsson y de todos los militantes antifascistas!!

  • alkaiz
    #4 Vota Vota

    0 i alkaiz 15-06-2011 13:03

    Antifascismo si, pero me quedo con la definicion del colega, "Stieg no estaba adherido a un partido ni se definía como feminista. Él era un demócrata con mayúsculas. Defendía la igualdad y cuando veía que los derechos humanos estaban amenazados reaccionaba",

    Reaccionaba. Y escribiendo, sin necesidad de sprays, ni zarandeos ni insultos.

  • Operacion Gladio
    #5 Vota Vota

    1 i Operacion Gladio 15-06-2011 16:14

    Stieg Larsson militó en la Liga Comunista ¿ qué cosas eh?

No se admiten más comentarios en esta noticia