Publicado: 12.01.2011 07:00 |Actualizado: 12.01.2011 07:00

400 millones de euros para un proyecto vacío

La Cidade da Cultura de Santiago arranca sin contenido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fraga soñaba con legar a los gallegos una construcción más emblemática que la catedral del Obradoiro e ideó la Cidade da Cultura, un complejo arquitectónico en Santiago de Compostela, destinado a la "conservación, producción y consumo de la cultura". Debía convertir Galicia en un referente cultural mundial. A pesar de que ha transcurrido más de una década desde entonces, el proyecto que firma el arquitecto Peter Eisenman sigue inconcluso, aunque el presupuesto se ha multiplicado por cuatro, hasta alcanzar los 400 millones de euros.

Lo más relevante es que tampoco está muy claro qué contenidos albergará tamaño conjunto arquitectural. "Recuerda que este proyecto es tu proyecto y que lo haremos hasta el final tú y yo juntos", le musitó ayer el arquitecto estadounidense al ex presidente gallego durante el acto inaugural de dos de los edificios del complejo, que contó con la presencia de los príncipes y de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. La Cidade da Cultura, abierta al público desde hoy, ocupa casi 150.000 metros cuadrados en la faldas del monte Gaiás, en las afueras de Santiago.

La oposición lo ve "megalómano, a mayor gloria de Fraga"

La situación actual de crisis económica ha obligado a la Xunta a pasar la tijera al presupuesto de cultura, notablemente mermado; no obstante, la partida destinada a la Cidade da Cultura para este año ronda los 13,5 millones de euros.

Haciendo oídos sordos a las críticas la plataforma Cultura sí mausoleo non ha llamada al boicot, el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo (PP), ensalzó ayer la belleza arquitectónica, en forma de vieira, "sorprendente e impactante" del conjunto.

Lo cierto es que el proyecto cultural "megalómano, a mayor gloria de Fraga", como lo define la oposición, echa a andar sin rematar, ya que sólo el edificio de la Biblioteca de Galicia y el Archivo se encuentran ya operativos; los otros cuatro edificios proyectados el Museo de Galicia, con salas dedicadas a exposiciones temporales; el Centro de Arte Internacional, el Centro de la Música y las Artes Escénicas y el edificio de Servicios Centrales siguen en ciernes.

Manuel Fraga zanjó la polémica con un "A quien Dios se la dé, San Pedro..."

Sí están listas en cambio las dos enormes torres Hejduk. Las torres, que han costado un millón de euros, no son sino un capricho del arquitecto Eisenman, quien ha reconocido en más de una ocasión que constituyen un homenaje a la figura de su colega Hejduk, "amigo y maestro, un hombre muy católico, que sentía un profundo respeto por Santiago". "Le dije que lo esencial de mi proyecto era construir en primer lugar esas torres, por temor a que se acabase el presupuesto", ha dicho Einseman.

Indiferente a los reproches el PSOE ha calificado el complejo del Gaiás de "cementerio de dinero" y el BNG ha denunciado que la exposición fotográfica inaugural de autoría no gallega supone un "menosprecio" hacia los creadores de Galicia, Fraga destacó ayer que, el hecho de que la Cidade da Cultura haya generado polémica "indica simplemente que los grandes asuntos se discuten seriamente en Galicia". "A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga", añadió el ex mandatario gallego tras aseverar que la jornada de ayer suponía el inicio de "un sueño hecho realidad".

Entre tanto, la Consellería de Cultura de la Xunta sólo ha avanzado parte de la programación que acogerá la Cidade da Cultura a lo largo de este año. Hasta el verano, la literatura se mezclará con montajes teatrales, espectáculos musicales o producciones cinematográficas.