Público
Público

Acción a la Europea

'El Americano' es el segundo largometraje del fotógrafo holandés Anton Corbijin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'EL AMERICANO'

Director: Anton Corbijn
Género: thriller
Reparto: George Clooney, Bruce Altman, Thekla Reuten
Duración: 105 minutos 

El segundo largometraje del fotógrafo holandés asentado en Gran Bretaña Anton Corbijn reivindica su alma europea por mucho que su rostro sea el de una estrella estadounidense.

El americano del título es, en esta película, la excepción, lo extraño. No sólo porque el discreto protagonista que interpreta George Clooney llame la atención por su procedencia en el pequeño pueblo de Italia detenido en el tiempo donde se instala. Todo el filme se aleja de las constantes del cine de espías y asesinos a sueldo que factura Hollywood o sus filiales europeas.

Basada en la novela ‘A Very Private Gentleman' del británico Martin Booth, ‘El americano' entronca con cierta tradición propia del viejo continente de entender al asesino solitario. Jack se encierra en un silencio propio de un samurái melvilliano, tiene en cuenta su propio factor humano como si se hubiera escapado de una novela de Graham Greene (incluso se hace amigo de un sacerdote católico) y construye artesanalmente las armas como un viejo lutier de Cremona montando un Stradivarius. Corbijn apenas lo presenta en escenas de acción, son ocasionales los tiroteos y las persecuciones.

Jack, sin embargo, se pasa mucho tiempo esperando, paseando, conduciendo, leyendo libros sobre mariposas y alimentando la posible paranoia de sentirse perseguido. Al director no le interesa Jack como un héroe de acción sino como un personaje melancólico y trágico atrapado por sus propias circunstancias que, llegado el momento, intenta huir de su destino, a la manera que el Ian Curtis de ‘Control' también se sentía agobiado por su pasado e incapaz de manejar su presente. El pueblo italiano representa la posibilidad de otro tipo de vida, aunque también es aquí donde cojea una película que muestra sus deudas con la obra literaria. Los personajes secundarios quedan demasiado desdibujados, tanto el cura como la hermosa Clara, prototípica puta de buenos sentimientos que el protagonista convierte en la tabla de salvación donde agarrarse, y la película llega a confundir simplicidad con simpleza.  

Tanto si trabaja con sus colegas Steven Soderbergh y los hermanos Coen como si se pone a las órdenes de cineastas menos conocidos, en los últimos años George Clooney gusta de interpretar personajes solitarios cuyo atractivo o capacidad de seducción queda en segundo término, en lugar de explotar su faceta de galán unánimemente apreciada. Además de en ‘El americano' también lo lleva a cabo en ‘Up in the Air' de Jason Reitman, o ‘Michael Clayton' de Tony Gilroy.