Público
Público

"Ningún actor está subvencionado"

Iñaki Guevara, secretario general de la Unión de Actores y Actrices, explica los efectos negativos que tendrá la reducción de las ayudas públicas a la producción de películas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo de Protección a la Cinematografía dispondrá en 2014 de sólo 33,7 millones de euros para la producción de películas, un 13,8% menos que este año. El problema es que esa partida no resulta suficiente ni para abonar los pagos comprometidos con los filmes estrenados en el último trimestre de 2011 y en 2012, que suman unos 60 millones. Frente a un sector que languidece, otras industrias europeas son apoyadas por sus gobiernos con decisión. Según FAPAE, que integra las productoras audiovisuales, el cine español recibe 'la décima parte de lo que dedica Alemania y 23 veces menos de lo que gasta Francia'.

Iñaki Guevara, secretario general de la Unión de Actores y Actrices, estima necesario que el Ministerio de Cultura impulse un método de financiación alternativo que compense los efectos negativos de la subida del IVA y el recorte de las ayudas fijadas en los Presupuestos Generales.

¿Cómo afectará la reducción de las ayudas a la producción de cine a los intérpretes?

Ahora mismo se están grabando un 70% de películas menos que en 2011, pero hay que tener en cuenta que el Ministerio no hace efectiva la subvención hasta dos años después de su estreno, por lo que los productores se ven obligados a pedir créditos. Al no haber producción, tampoco se contratan actores. Montoro ha dicho que el cine español es malo, lo que evidencia que va a por el sector, que tiende a desaparecer. No hay posibilidad de remontar. Sin embargo, interesa fuera: la taquilla por nuestras películas ha sido superior en el extranjero. Vende incluso más que el cine francés, con muchas más ayudas. Estos Presupuestos significan que el cine se va a la mierda.

Mientras, esperan por un modelo de financiación alternativo que no llega.

Susana de la Sierra, la directora general del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), tiene buenas ideas pero es incapaz de hacer nada por culpa del ministro de Hacienda. La Ley de Mecenazgo, pese a que hay consenso entre las partes, está paralizada por Wert y Montoro.

Si no impulsas un sistema alternativo de desgravaciones fiscales, te quieres cargar el cine. A todo esto, habría que ver qué películas ha visto Montoro, y no digo sólo españolas sino de cualquier nacionalidad. Ningún actor está subvencionado. Quien podría estarlo, y muy poco, sería el productor. Es como decir que un trabajador de la Renault está subvencionado porque el Gobierno ha aprobado un plan para estimular la compra de coches.

Los presupuestos de las películas se han reducido a la mitad y, en cuanto a la televisión, hay actores que cobran lo mismo que hace quince años.

Más allá de la reducción de las ayudas, estos Presupuestos no pagan ni lo adeudado.

Lo presupuestado por Cultura no llega ni para pagar lo que se comprometió a dar en su día a la amortización de películas. El productor que ha pedido un crédito tiene que pagar los intereses y, además, terminará pagando ese capital.

Los ingresos de taquilla han crecido en la última década, aunque Montoro se queda con el dato de que el público ha descendido. No lo achaca a la reducción de las ayudas ni a la subida del IVA, sino a la 'calidad' de las producciones. 

El aumento del impuesto al 21% ha machacado todo el sector. Una medida recaudatoria que no consigue su objetivo, porque se recauda más por IVA, pero menos por IRPF o impuesto de sociedades. Además, genera paro, por lo que desconocemos cuál es el objetivo del ivazo. Por otra parte, el descenso de espectadores es un fenómeno natural achacable a las descargas y al cine en casa, que se ve agravado por el cierre de salas. En Pontevedra, por ejemplo, no hay ningún cine.

¿Son los grandes actores los menos expuestos a la crisis y a la falta de trabajo?

Ya no existen aquellos contratos millonarios de las grandes estrellas. Todo el mundo cobra muchísimo menos. Ahora bien, esa fracción pequeña a la que te refieres sigue trabajando, pero ha tenido que bajar sus cachés.

Dado que las series son una cantera de intérpretes, ¿están perjudicando los recortes en las televisiones a los jóvenes que inician sus carreras?

A los que empiezan y a los mayores. El futuro del actor que sale de una escuela es mucho peor que antes. Están trabajando de camareros, dependientes o de lo que sea. Muchos son animadores culturales sólo para mantenerse entrenados mientras esperan a que salga algo.

A la juventud le queda la salida al extranjero, pero la lengua es una barrera, de ahí que algunos opten por el mercado hispanohablante.

En resumen, que los Presupuestos han dado la puntilla a la industria y, por extensión, a los actores.

Van a por todo el sector, porque no lo ven como una industria ni como Marca España. Además, el No a la guerra y la ceja les ha pasado factura. Hay una especie de odio por parte de políticos como Montoro, que dice una burrada tras otra, como aquello de que los actores no pagan impuestos en nuestro país. En fin, estamos gobernados por incultos que consideran a la cultura como un enemigo.