Público
Público

La actriz Florinda Chico fallece a los 84 años

Su marido ha confirmado el fallecimiento en RNE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz Florinda Chico ha fallecido este sábado a los 84 años, un día después de haber sido ingresada en la Clínica Virgen del Mar, aquejada de un catarro muy fuerte, según ha confirmado su marido, Santos Pumar.

La actriz, de 84 años, murió a las cinco de esta madrugada y sus restos mortales se encuentran ya en el tanatorio de la M-30, donde serán velados hasta mañana a mediodía, cuando serán trasladados al cementerio de la Almudena, de Madrid.

'Casi siempre ella ha hecho reír a la gente, que es mucho mas difícil que hacer llorar', ha señalado Santos Pumar en RNE.  La actriz, que había nacido la localidad de Don Benito (Badajoz) en 1926, se caracterizó por la simpatía de sus interpretaciones, que fue la clave de su éxito.

Tras su debut en el teatro en Madrid, pasó a trabajar en televisión, donde a partir de 1966 se convirtió en una de las protagonistas de la serie 'La casa de los Martínez' junto a Rafaela Aparicio, también desaparecida. Debutó en el cine en 1953 con la película Pasaporte para un Angel.

En 1997 Florinda Chico cumplió sus bodas de oro en la profesión.

Tras terminar sus estudios primarios y después de varios trabajos pasajeros, viajó a Madrid y conoció a Jacinto Guerrero, un encuentro que le convertiría en una de las actrices españolas más reconocidas.

Se integró en la compañía de revista de Guerrero y debutó con la obra La blanca doble, pero pronto fichó por Celia Gámez, en cuya compañía consiguió el puesto de primera actriz, en el espectáculo La estrella trae cola en 1961.

Además de sus trabajos en el teatro, también dio mucho al cine y a la televisión. En 1953 debuta en la gran pantalla con Pasaporte para un ángel de Javer Setó. Durante su carrera participó en más de un centenar de cintas donde destacó por saber abordar la comedia y el drama. Entre las cintas de esta segunda vertiente se encuentran Cría Cuervos de Carlos Saura, Jarrapellejos de Jiménez Rico o La Casa de Bernarda Alba de Mario Camus.

En los años noventa, destacó en la pequeña pantalla interpretando a 'la Maru'  la madre de 'Maki' en Makinavaja o su participación en La Casa de los Líos.

Se subió a los escenarios por última vez en 2004 con Que me quiten lo bailao, un monólogo sobre los recuerdos de Isabel II y su opinión sobre personajes claves de su vida.