Público
Público

Adiós a Kersh, el padre del lado oscuro de la Fuerza

El director de 'El Imperio Contraataca' fallece a los 87 años, tras sufrir una larga enfermedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de cine Irvin Kershner ha fallecido a los 87 años después de sufrir una larga enfermedad de la que no se han revelado detalles.

Kersh, como era conocido cariñosamente, firmó una capítulo en la historia del cine al encargarse de la dirección de El Imperio Contraataca (1980), el segundo capítulo de la saga de La Guerra de las Galaxias. Accedió a dirigirla, después de que su amigo y ex alumno, George Lucas renunciase a hacerlo, por haber sufrido un ataque de ansiedad durante el rodaje del primer capítulo, en 1977.

Kersh tenía ante sí un auténtico reto, tras el éxito cosechado por Star Wars. Pocos confiaban en que una segunda parte de la aventura especial pudiera resultar tan convincente y espectacular. Pero el director no sólo consiguió filmar un éxito, sino que sacó mejor nota que el propio Lucas.

Hoy, los comentarios de los fans y la crítica especializada son unánimes al considerar a El Imperio Contraataca, del que este año se celebra su trigésimo aniversario, como el mejor capítulo de toda la primera trilogía, e incluso de todo la saga, incluyendo los tres capítulos modernos.

Kersh no se limitó a dirigir detrás de la cámara el guión de Lucas. Mucho de lo que más se recuerda de El Imperio está modelado por las manos del director. Nadie como él supo presentarnos mejor a Yoda en Dagobah o la desesperación vivida en la Ciudad de las Nubes, cuando Han Solo es entregado a Boba Fett tras el 'te quiero' de Leia y el 'lo sé' de Han.

Después, Kershner también contribuyó a otras franquicias, iguales de espectaculares, pero mucho menos reconocidas. Así, después de El Imperio, la Metro le puso en su manos un capítulo de la saga 007. El director consiguió que Sean Connery no se dejara seducir por Kim Basinger en la cinta Nunca digas nunca jamás (1983), de la que se llegó a decir que 'si no has visto a Sean Connery como 007, no has visto aún una película de verdad de 007'.

Después de unos años de descanso, Kersh tomó la batuta para materializar una segunda parte de RoboCop, la historia del poli robot que Paul Verhoeven estrenó en en 1987. Pese a que RoboCop 2 consiguió hacer prácticamente la misma cifra de taquilla que su primera parte, no consiguió convencer a la crítica, aunque hoy la cinta es una de las favoritas de la saga del 'defensor del futuro'.

En su trayectoria cinematográfica anterior a El Imperio destaca también el haber dirigido La venganza de un hombre llamado Caballo, la segunda parte de la cinta en la que Richard Harris era el protagonista absoluto de una dura historia de indios americanos, o Los ojos de Laura Mars, con Faye Dunaway o Tommy Lee Jones, un apasionante thriller de misterio, basado en un guión de John Carpenter.

El propio George Lucas ha reconocido que Los ojos fue precisamente la película que le convenció para que Kersh tomara las riendas de su secuela de Star Wars. El director consiguió darle al episodio la profundidad narrativa que requería, pintando a los personajes y a las situaciones con un tono serio y oscuro, convirtiéndolo en un clásico instantáneo. El resto es historia del cine.

¿Cómo hubiera sido la batalla helada de Hoth o la persecución en el campo de asteroides o el famoso 'yo soy tu padre', entre Vader y Luke, si no hubieran pasado por sus manos? Ahora ya nunca lo vamos a olvidar. Descansa en paz, Kersh.