Publicado: 07.11.2015 17:45 |Actualizado: 07.11.2015 17:45

Alberto San Juan: "Un rey no puede ser a la vez demócrata"

'El Rey', su última obra, se representa hasta el 17 de diciembre en Teatro del Barrio

Publicidad
Media: 3.87
Votos: 15
Comentarios:
'El rey', en el Teatro del Barrio.

'El rey', en el Teatro del Barrio. EL OJO VIVO

MADRID.- Para los que no lo sepan: Alberto San Juan es un actor, director y dramaturgo español y una de las caras visibles de la cooperativa que gestiona Teatro del Barrio. Igualmente, quienes no conozcan este espacio han de saber que es un teatro donde además de representarse obras, muchas de contenido político y social con una clara tendencia ideológica de izquierda y republicana, también da lugar a charlas, debates y cursos monográficos con algunas universidades. Dicho lo cual, ¿puede San Juan escribir un texto sobre la figura del rey sin caer en el partidismo?

Hablamos de El Rey, obra que se representa en este espacio, ya emblema del madrileño barrio de Lavapiés, hasta el 17 de diciembre y que interpretan el propio San Juan, Luis Bermejo y Willy Toledo. “Como director y autor, no tengo interés en trasladar mi opinión personal, quiero que la gente venga a ver la obra con los menores prejuicios posibles y que luego opinen”. ¿Lo consigue? Si has visto la obra, esperamos tu opinión.



La función relaciona la figura de Juan Carlos I con algunos de los sucesos más significativos de la historia moderna de España. “Cuestiona el relato oficial sobre la Transición, sobre el milagro económico del Partido Popular, el espíritu del consenso, toca temas tabú como el 23-F, los GAL o nuestra intervención en la guerra del Golfo. Además, ahonda en la monarquía como la más alta representación del Estado vinculada a la corrupción económica”, explica San Juan.

Cada uno de los actores, durante la representación, adopta diferentes personajes. Bermejo se mete en la piel de Juan Carlos I en cada una de sus etapas, de su interpretación puede verse la evolución física que el monarca ha desarrollado a lo largo de su vida, incluido su problema de cadera. A San Juan se le puede ver haciendo de dictador y Toledo, entre otros roles, interpreta a Salvador Puig Antich, el último preso condenado a muerte por garrote vil durante la dictadura de Franco.

“'El Rey' cuestiona el relato oficial sobre la Transición, sobre el milagro económico del PP y el espíritu del consenso, y toca temas tabú como el 23-F, los GAL o nuestra intervención en la guerra del Golfo”,

Aunque San Juan se resiste a dar su opinión personal acerca de la monarquía, finalmente explica que, desde su punto de vista, lo más importante no es tanto el sistema de Gobierno como que sean los propios ciudadanos los que elijan a sus propios representantes, sin que ninguno sea impuesto. “No tengo ni idea de qué pasaría si se hiciera un referéndum, yo votaría República pero respetaría el resultado. La Monarquía significa que la ley es igual para todos menos para el rey y toda una familia. No puede haber una familia con privilegios. En España, bajo el epígrafe de democracia existe un sistema de privilegios muy cruel y creo que la guinda o la clave de bóveda es la monarquía”.

La entrevista a Alberto San Juan se concretó para el viernes por la tarde en Teatro del Barrio, dos horas antes de la representación. En un principio estaba hablado que asistieran también Luis Bermejo y Guillermo Toledo. El primero llegó al final de la conversación, por motivos personales, y el segundo, aunque confirmó su asistencia, no apareció.

'El rey', en el Teatro del Barrio. EL OJO VIVO

Sobre el espectáculo, Bermejo ha asegurado que no se ha tratado la figura del monarca con la intención de hacer una burla mordaz, sino todo lo contrario. “Esta función todavía me sigue enseñando, desde el primer día que la empezamos a montar, sobre qué tipo de ser humano es el rey. Aquí es cuando, igual que hizo San Juan, defiende la capacidad que tiene la obra de generar preguntas al público. “Los que vayan a ver la obra saldrán con preguntas como '¿para qué ha servido la monarquía en estos 40 años?'", asegura.  

La obra se sustenta de extractos de artículos de Juan Luis Cebrián, José Ignacio Sánchez Galán, Javier Cercas… incluyendo el libro de conversaciones entre José Luis de Villalonga y el rey, que es la primera aproximación de una autobiografía. “No comparto esa idea donde los políticos responsables son los que deciden las cosas encerrados en un despacho y los ciudadanos responsables son los que se quedan encerrados en casa o caminan por la calle mientras dejan a sus representantes políticos resolverles las vidas. No comparto que el franquismo fueran 40 años de paz”, explica San Juan.

Quienes vayan a ver la función esperando una ardua labor periodística sobre la figura del depuesto monarca se equivocan. El texto parte de un proceso de documentación suficiente como para arrojar, al menos eso pretende su autor, algunos interrogantes sobre la necesidad de esa figura en España. Y aunque tienda a la imparcialidad, la opinión de San Juan es clara: “Creo que es incompatible con la democracia. Un rey no puede ser a la vez demócrata”, concluye. 

Etiquetas