Público
Público

El álbum de fotos de Martin Amis

Una exposición en Londres recupera imágenes de los años setenta del autor de Dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entorno cambia, pero la figura central se mantiene prácticamente inmutable. Martin Amis, con unos 30 años, mirada penetrante, cigarrillo en mano. El autor británico asoma en una veintena de fotografías que se exhiben en la exposición Martin Amis y Amigos, en la National Portrait Gallery de Londres, desde ayer y hasta el próximo 5 de julio.

Son recuerdos de juventud del enfant terrible de las letras anglosajonas, que se guardaban a cal y canto en la colección particular de su autora, la fotógrafa y modelo Angela Gorgas.

El escritor aparece en pandilla y con los familiares más cercanos

La pareja se conoció en 1977 y el noviazgo se prolongó durante los siguientes cuatro años, alternando residencias en Londres y París con viajes a España. Amis ya se había revelado como autor emergente con su debú El libro de Rachel, y centraba su creación en dos novelas, Éxito y Other People, y el guión para la película Saturn 3. Gorgas se estrenaba con la cámara y enmarcó bajo su lente al escritor, la pandilla de amigos comunes y los familiares más cercanos.

Desde la profunda intimidad

Familia y trabajo se funden en una fotografía: su padre, el irreverente literato Kingsley Amis, reposa un brazo sobre los hombros de Pat Kavanagh. La recién fallecida Kavanagh fue durante más de 20 años representante literario del protagonista de esta exposición fotográfica. La ruptura de la relación profesional, en 1995, también costó a Martin Amis la amistad con su marido y actual viudo, el novelista Julian Barnes.

Amis hace justicia a su vieja fama de autor rockero, ligón y trasnochador

En la instantánea, Amis padre y Kavanagh están sentados en un banco, en un parque londinense, durante un partido de criquet del equipo de New Statement, la revista donde el joven Amis trabajaba como criticor literario.

En la redacción, coincidió con Christopher Hitchens, autor de Dios no es bueno. La literatura lo envenena todo (Debate) y comentarista político, el poeta James Fenton y el propio Julian Barnes. El cuadro de amigos escritores lo completa Ian McEwan, quien acababa de publicar Jardín de cemento. En una genial imagen, tomada en un café parisino, el joven McEwan parece, con sus gafas redondas y flequillo corto, un estudiante de ciencias más que el autor que cosechará premios con Amsterdam y otros best-sellers.

El tiempo no perdona a nadie

En las fotografías de Gorgas, Martin Amis hace justicia a su vieja fama de autor rockero, ligón y trasnochador. Incluso toca la guitarra en la intimidad de su hogar, en Kensington Gardens Square. Tampoco falta el Mini, modelo de automóvil favorito de la beautiful people de los años setenta. 'Llamábamos al coche cenicero y es obvio el porqué del apodo', explica la fotógrafa.

Con frecuencia, Amis posa con ademán de chulo, fumando o con las manos en los bolsillos del pantalón, camisa abierta, americana descuidada. 'Martin tenía una estricta rutina de trabajo. Empezaba a escribir a las ocho de la mañana y trabajaba sin parar hasta la hora del almuerzo. Dedicada casi todas las tardes a la lectura', señala su entonces novia.

El próximo otoño, Martin Amis lanzará su última novela, The Pregnant Widow, que ha descrito como 'ligeramente autobiográfica'. Ya desahogó sus memorias en Expiación (Anagrama), de 2000, aunque el título sugiere esta vez una incursión por derroteros más sentimentales. También parece avanzado el proyecto por llevar al cine una joya de su juventud, Campos de Londres, la novela que escribió tras su obra maestra, Dinero, de 1984.

De vuelta a la exposición, el rostro del escritor se ilumina con el sol andaluz. Amis pasaba largas temporadas en Ronda, donde todavía vive su madre, Hilary Bardwell, lady Kilmarnoch. La cámara captura a madre e hijo sentados en el patio de la casa, rodeados de plantas y flores.

El círculo de relaciones se cierra con otra fotografía paterno filial. Gorgas fotografía a sir Lennox Berkeley y a su hijo Michael, ambos compositores. Hace unos meses, la Royal Opera House de Londres llevó a escena la opera For You, una colaboración de Michael Berkeley e Ian McEwan. 'La colección de fotos dice su autora es un diario visual'.