Público
Público

Álex de la Iglesia, Premio Nacional de Cinematografía 2010

El Ministerio de Cultura le concede el premio al cineasta vasco por su trayectoria "innovadora y transgresora", que ha "enriquecido el lenguaje" del cine español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Álex de la Iglesia, director y presidente de la Academia de Cine, le hicieron levantarse de la mesa: “Estaba en una comida protocolaria y he tenido que apartarme, porque me han dicho que me llamaba la ministra”. La anterior presidenta de la academia y actual titular de Cultura, Ángeles González-Sinde, le comunicaba personalmente que acababan de concederle, pasado el mediodía de ayer, el Premio Nacional de Cinematografía de este año.

El galardonado reaccionó revocándolo: “Lo primero que he dicho es que no, que se lo dieran a otro. Estas cosas sólo generan problemas, pero luego he pensado en lo bien que me venía el dinero, y me lo he quedado”, declaró a Público. El premio está dotado con 30.000 euros.

“No, ahora hablando en serio: me parece que es un premio, objetivamente, inmerecido. Conozco a mucha gente que lo merece más que yo. Aún así, ahora que me lo han dado, estoy muy contento, encantado, feliz y orgulloso”, añadió.

El jurado, del que no formaba parte la ministra, ha destacado, además de su trayectoria profesional, “su clara labor a favor del consenso y acercamiento entre todos los que forman parte del cine español y de ellos con la sociedad”. Ignasi Guardans, presidente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), organismo que concede el premio, lo era también del jurado.

“Eso es lo que yo quiero pensar. Que lo que están valorando es eso, la labor que estamos haciendo en la Academia por unir a la industria y por mejorar la imagen del cine. Que la gente no nos vea como chupópteros subvencionados, sino como gente que hace su trabajo lo mejor que puede, con humildad y dentro de sus posibilidades”, declaró el director de El día de la bestia. Aún así, no negó su sorpresa: “Estos premios se los dan a gente con una carrera mucho más larga que la mía”, dijo.

El jurado, junto a su labor al frente de la Academia, subraya “su incuestionable trayectoria profesional, innovadora y transgresora, que sin duda ha enriquecido el lenguaje de nuestro cine”.

El premio, que el año pasado recayó en Maribel Verdú, reconoce la aportación más sobresaliente en el ámbito cinematográfico español, o una labor desarrollada en ese ámbito en el último año. Excepcionalmente, puede otorgarse a una trayectoria profesional.

De la Iglesia (Bilbao, 1965), que había anunciado la adaptación del cómic de Edgar P. Jacobs La marca amarilla, que aún sigue sin concretarse, está terminando la posproducción de Balada triste de trompeta, una comedia ambientada en el franquismo. Había dirigido su anterior película en 2007, Los crímenes de Oxford. Por su película más conocida, El día de la bestia (1995), recibió seis premios Goya, el de mejor director entre ellos. Director de Perdita Durango (1997), Muertos de risa (1999), Crímen perfecto (2004)y La Comunidad (2000), en mayo de 2009 sucedió a González-Sinde al frente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

En la primera entrega de los premios Goya como director de la Academia, en diciembre de 2009, De la Iglesia logró que Pedro Almodóvar, ausente durante años, asistiera a la gala. “Tenéis un presidente muy pesado –dijo entonces Almodóvar al auditorio–. Realmente estoy aquí porque ha insistido hasta la saciedad, hasta hace dos días”.

“Si lo tuviera que dedicar, se lo dedicaría a todos los que al ver la noticia han dicho: yo lo merezco más”, declaró De la Iglesia, al tiempo que subrayaba que, sinceramente, se le venían a la cabeza varios nombres.

El jurado del premio, además de Ignasi Guardans, ha estado formado por Rosario Alburquerque, subdirectora general en el ICAA; tres vocales propuestos por la Academia de Cine: Teresa Enrich, Ricardo Steinberg, Juan Carlos Cuello; cinco profesionales del mundo del cine, Jesús Robles, Álvaro Augustín, Cayetana Guillén Cuervo, Virginia Yagüe, Chus Gutiérrez; y la última galardonada, Maribel Verdú.