Publicado:  08.06.2010 14:14 | Actualizado:  08.06.2010 14:14

Altamira se reabrirá al público con restricciones después de ocho años

Se constituirá un grupo de trabajo que decida cuántos visitantes puede acoger la cueva

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Patronato de Altamira ha acordado este martes por unanimidad que la cueva prehistórica, que permanece cerrada al público desde septiembre de 2002, pueda ser visitada de nuevo "con todos los requisitos y garantías para mantener este bien excepcional".

Así lo han anunciado la ministra de Cultura, Ángeles Gonzálz-Sinde, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, tras la reunión del nuevo patronato del Museo de Altamira, que ha aprobado también la constitución de un grupo de trabajo que decida cuántos visitantes puede acoger Altamira.

Ese grupo de trabajo, que se reunirá por primera vez el 11 de junio, estará constituido por representantes de todas las instituciones y expertos que componen el Patronato de Altamira y tendrá como objetivo fijar un régimen de visitas para final de año.

Desde 2002 todo aquel que quería contemplar su famoso techo de los bisontes tenía que conformarse con admirar la réplica inaugurada en 2001.

Esa réplica reproduce al milímetro, grieta a grieta y trazo a trazo, las pinturas con las que un grupo de cazadores decoró hace 14.000 años la sala principal de la cueva, pero eran muchos los que echaban de menos vivir la emoción de una visita al original.

El presidente de Cantabria espera que el primer visitante de la cueva sea el presidente de EEUU, Barak Obama, al que va invitar personalmente

Tanto González Sinde como Revilla han resaltado la "unanimidad" y el "máximo interés" del Patronato de Altamira por que la cueva y sus famosos bisontes sean accesibles al público, pero manteniendo los límites de conservación exigidos para unas pinturas de más de 14.000 años de antigüedad.

El grupo de trabajo, que se encargará de fijar esos parámetros de conservación, estará integrado por los miembros de la Comisión Permanente del Patronato, presidida por directora general de Bellas Artes, María Ángeles Albert, y varios vocales, en representación de todas las instituciones y expertos. Con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha estudiado el estado de conservación de las pinturas durante los últimos ocho años y que se opone a la reapertura de la cueva, establecerá unos límites de visitas que serán revisados periódicamente para garantizar "siempre esa conservación integral de la cueva y su contenido", ha explicado la ministra de Cultura.

"La voluntad del Patronato es que, con todos los controles que sean necesarios, haya una accesibilidad, aunque sea mínima, a la cueva", ha subrayado el presidente de Cantabria. Según ha apuntado González-Sinde, el Patronato ha pedido que el grupo que se creará esta misma semana trabaje con "la mayor celeridad posible" y cuando concluya su informe será necesario instalar unos monitores que medirán las condiciones ambientales necesarias "para que la cueva se preserve y no sea objeto de degradación".

Serán, por tanto, los expertos quienes fijen "los plazos y el calendario ideal", pero la voluntad unánime del Patronato, ha insistido, es que el patrimonio de Altamira, además de ser conservado y estudiado por los científicos, sea accesible. La ministra ha confesado que no conoce la cueva original, aunque ha visitado en varias ocasiones la réplica que fue inaugurada en 2001 y que desde entonces ha recibido a 2,5 millones de visitantes.

"La visitaré cuando pueda hacerlo el resto de los ciudadanos", ha añadido González-Sinde, quien cree que el Museo Nacional de Altamira es "un ejemplo de gestión". El presidente de Cantabria espera que el primer visitante de la cueva sea el presidente de EEUU, Barak Obama, al que va invitar personalmente. "Ya tengo redactada la carta. Y en inglés", ha dicho. En la reunión de hoy se ha constituido formalmente el nuevo Patronato de Altamira, en el que se refuerza la presencia de institciones y expertos en Arqueología, Historia del Arte y Museología. 

1868: El aparcero Modesto Cubillas descubre la existencia de una cueva en las cercanías de Santillana del Mar y se lo comunica al naturalista Marcelino Sanz de Sautuola.

1879: Sanz de Sautuola realiza un primer sondeo en la cueva y recupera objetos de sílex, azagayas, agujas, conchas y restos de fauna. En una de sus visitas a la cueva, su hija se queda mirando a un techo y exclama: "¡Papá, bueyes!". Por primera vez, se descubre un testimonio de arte rupestre paleolítico.

1880: Sanz de Sautuola publica el primer trabajo en el que habla de Altamira: "Breves apuntes sobre algunos objetos prehistóricos de la Provincia de Santander". En él afirma que las pinturas de la cueva pertenecen "sin ningún genero de dudas" al período Paleolíico. Sin embargo, los científicos de la época le dan la espalda e, incluso, le acusan de farsante.

1888: El 2 de junio fallece Marcelino Sanz de Sautuola. 

1902: Tras el descubrimiento en Francia de otras muestras artísticas del Paleolítico, uno de los investigadores más famosos de la época, el francés Emile Cartailhac, publica el artículo "La grotte d'Altamira, Espagne. Mea culpa d'un sceptique", en el que reconoce públicamente su error al despreciar el hallazgo de Sanz de Sautuola.

1904-1905: Excavaciones de Hermilio Alcalde del Río.

1917: Altamira se abre a las visitas.

1924-1925: Excavaciones de Hugo Obermaier.

1924: Altamira es declarada Monumento Nacional y se convierte en uno de los lugares más visitados de España.

1969: Tras haber acondicionado la cueva para las visitas, se levanta un muro entre la sala de los bisontes y el vestíbulo, que cambia las condiciones en el interior de la gruta.

1970: Se alerta del paulatino deterioro de las pinturas rupestres como consecuencia de la transformación de su microclima.

1977: El 1 de octubre, Altamira se cierra por primera vez al público, después de décadas de visitas continuadas. Hasta esa fecha, habían entrado en Altamira hasta 4.000 personas diarias.

1979: El Ministerio de Cultura asume la gestión de Altamira. - 1980-1981: Excavaciones de Joaquín González Echegaray y Leslie Gordon Freeman, las últimas que se realizan en la cueva.

1982: Altamira se reabre al público, con un cupo limitado de visitantes: de 10 a 40 diarios, según la época del año.

1985: Altamira es declarada Patrimonio de la Humanidad.

2001: El 17 de julio, los Reyes de España inauguran el nuevo Museo de Altamira y la Réplica de la sala de los bisontes. -

2002: En septiembre se suspenden las visitas a Altamira, tras detectarse en su interior microorganismos que estaban deteriorando sus pinturas. El CSIC inicia un estudio sobre su conservación.

2010: 8 de junio, se constituye el nuevo Patronato de Altamira, que decide reabrir la cueva al público, con restricciones.

PUBLICIDAD

Comentarios