Público
Público

Amaral emprende un viaje 'Hacia lo salvaje'

Hoy sale a la venta su nuevo disco, grabado con los gritos del 15-M de fondo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por ahora ni Eva Amaral ni Juan Aguirre, componentes de Amaral, abandonan la civilización. Aunque la propuesta de su sexto álbum, Hacia lo salvaje, que sale hoy al mercado, sea precisamente esa. 'No habla de lo salvaje exclusivamente como naturaleza', explica la cantante, sino de alejarse de la civilización para 'volverse más humano'. 'Bajarse del tren, porque si este es el camino por el que vamos, yo me bajo en marcha', dijo Eva a Público.

Este disco no es el resultado de la apasionada lectura de Hacia rutas salvajes, el best seller de Jon Krakauer, ni del visionado del filme que Sean Penn escribió y dirigió basándose en la historia del joven Christopher McCandless y su desesperada huida de la sociedad. Pero, según Eva, sí que existe una conexión entre la canción y la historia. La idea: 'Alejarse de la civilización y construir una vida en consonancia con la naturaleza. Una idea muy romántica, porque es un entorno duro en el que el protagonista vive libre y feliz, aunque sólo sea un instante'.

'Si este es el camino por el que vamos, me bajo del tren en marcha'

Mientras Amaral grababa Hacia lo salvaje en los estudios, a sólo un par de calles de él se oían gritos como 'No nos representan' y miles de personas acampaban y se concentraban en la Puerta del Sol.

'Era muy raro que no pasara nada', comenta Eva. En su opinión, no es que hiciera falta una chispa' para que naciera el 15-M. Era 'un incendio, no podían tensar tanto la cuerda y que nadie dijera nada'. En sus letras se sumerge el mensaje, tan realista que roza la negatividad, de la necesidad de un cambio.

¿Cómo imagina ese futuro? 'Eso es lo salvaje', responde. 'Tenemos que agarrar el timón y dirigirnos hacia otro lugar, no tan deshumanizado y donde prime lo social sobre lo económico', explicó la cantante.

'Cada canción es como un pequeño exorcismo para mí', reconoce Eva

Hacia lo salvaje se ha construido a partir de la electricidad de las guitarras y con la fuerza del directo. 'El disco anterior era para escucharlo a oscuras tirado en la cama', explica Aguirre, y replica Eva: 'Y este es para ponerlo antes de salir de marcha'.

'En disco tenemos la misma sensación de la página en blanco', relata el guitarrista. Pero, en esta ocasión, ya no tienen ninguna gran discográfica que les cubra las espaldas en la industria Emi ya no les distribuye. 'Siempre hemos pasado de la industria y hemos hecho los discos a nuestra bola y los hemos entregado terminados', recuerda Aguirre al repasar sus diez años de carrera. Y por primera vez, Amaral vuela totalmente solo.

El sello que crearon en 2007, y que editó sus dos discos anteriores, ya tiene nombre, Antártida, y el protagonismo que merece con Hacia lo salvaje. 'Cuando grabamos nos encerramos en una burbuja y no pensamos en el público, pero cuando sale el disco, el público lo es todo', dice Aguirre. Han acercado mucho la gira a la fecha de salida para 'que la gente sepa qué va a escuchar antes de comprarlo', explica el guitarrista.

Olvido va dedicada a la madre de Eva, fallecida hace unos años. Y como esta, el resto de las 11 canciones que componen el nuevo trabajo de Amaral cuentan una historia. 'Cada una sale de algo vivido, cosas que pasan a amigos o gente que vemos por la calle', cuenta Juan. Cada tema que sale del puño de Eva supone 'un pequeño exorcismo' para ella y el pudor, casi siempre, le gana. De ahí que siempre 'disfrace' sus historias y las cuente en clave, 'como Iván Ferreiro', recuerda Eva. 'Así, el público las hace suyas', subraya Aguirre.