Público
Público

Los Ángeles impone el condón en el cine porno

Las autoridades de la ciudad, meca de la industria pornográfica, pretenden prevenir la transmisión del sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades de la ciudad de Los Ángeles han aprobado por amplia mayoría una ordenanza municipal por la que se obliga a los actores del cine porno a usar condón en los rodajes con el fin de prevenir la transmisión del sida, informó el diario Los Angeles Times.  La ciudad se convierte en la primera del país que impone tal requerimiento. 

La tramitación salió adelante, pese a la amenaza de los productores de abandonar la ciudad, con el respaldo de 9 de los 10 votos emitidos en la junta municipal. La ordenanza supone un duro revés al multimillonario sector del porno, que tiene en el valle de San Fernando, en el área de Los Ángeles, su principal zona productiva en EEUU.

Los responsables de la industria pornográfica de Los Ángeles, meca del cine X, se quejan de que la vista de un condón en una escena de sexo desanima a los consumidores a comprar sus vídeos. La medida, que también establece un impuesto a las productoras con el fin de financiar las inspecciones por sorpresa a los rodajes, fue promovida por la organización AIDS Healthcare Foundation.

El organismo ha estado tratando de movilizar a los políticos locales durante años para que impusieran el uso de preservativos durante la grabación de filmes pornográicos y han terminado por ser escuchados cuando decidieron forzar un referéndum al respecto. 

Los empresarios consdieran que las autoridades han sobrepasado sus competencias 

La fundación logró las firmas necesarias para que se decidiera en las urnas en junio sobre la idoneidad del condón en el cine porno hecho en Los Ángeles y los concejales de la ciudad optaron finalmente por ahorrarse el trámite electoral, que habría supuesto un coste de 4 millones de dólares. 'Personalmente, cada ocasión que tengo para hacer algo que pueda reducir el contagio del sida siempre la aprovecho. Creo que no hay duda, los votantes habrían visto esto como algo de sentido común', comentó el concejal Paul Koretz.

Los empresarios del sector y sus agrupaciones afines expresaron su malestar de inmediato y consideran que las autoridades han sobrepasado sus competencias con la medida. 'Esto no se trata de la seguridad y la salud de los actores, trata sobre el gobierno regulando lo que ocurre en una relación consentida por dos adultos', dijo Diane Duke, de Free Speech Coalition

Durante los últimos años, las filmaciones de cine porno en el área de Los Ángeles tuvieron que suspenderse en numerosas ocasiones después de que se detectaran casos de contagio de sida entre estrellas del género.