Público
Público

Los Ángeles

Territorio comanche para los ejércitos callejeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Si siguen mis instrucciones, nadie saldrá herido'. Un silencio absoluto invade el autobús de 56 plazas lleno de turistas. A sus 45 años, Alfred Lomas, ex miembro de la banda Florencia 13, aún infunde un profundo respeto. Su voz es firme, tan decidida que da miedo. Sus tatuajes y su rostro, marcado por la violencia, hacen el resto. 'Es sólo una broma', asegura Lomas sonriendo a un grupo de viajeros atónitos que, ya más relajados, trata de recuperar el aliento.

Cada sábado, Lomas recorre el territorio que hace no mucho era su campo diario de batalla, el barrio South Central de Los Ángeles. Y lo hace para que los visitantes conozcan la otra cara de la ciudad, la que vive alejada de los focos de Hollywood. La megaurbe californiana es la ciudad estadounidense más castigada por la violencia de las bandas. Cuenta con 300 gangs reconocidas por la policía, compuestas por 175.000 miembros.

El paseo por uno de los barrios más peligrosos del mundo es posible gracias a un acuerdo con tres de las bandas más peligrosas: los Crips, los Bloods y Florencia 13, ex compañeros de Lomas. 'No habrá disparos entre las diez de la mañana y la una del mediodía', asegura el ex gánster, mientras explica que el 5% de los miembros de las bandas es responsable del 70% de los delitos de sangre y que él personalmente ha convencido 'a los que tienen el dedo en el gatillo' de que abran un corredor seguro para el paso del autobús.

La primera visita es a la cárcel del condado, hogar de hasta 120.000 miembros de bandas en las últimas décadas

La primera visita es la cárcel del condado, hogar de hasta 120.000 miembros de bandas en las últimas décadas. En sus celdas también hicieron noche algunos ilustres vecinos de Los Ángeles, como O. J. Simson, Robert Downey Jr. o Paris Hilton. La siguiente parada, el lecho del río. Un enorme canal de cemento de casi 60 kilómetros y tres pisos de altura, conocido por aparecer en películas como Grease y Terminator 2, además de por ser el lienzo preferido de los grafiteros de la ciudad. Cada año el ayuntamiento se gasta 3,7 millones de dólares en limpiarlo de pintadas.

Durante el recorrido también se visitan los dominios de la banda Florencia 13 y el lugar donde nacieron los Panteras Negras en los años setenta. Territorio comanche dominado por auténticos ejércitos. Las bandas angelinas han acabado con la vida de 15.000 personas más que en los conflictos de Irak y Afganistán juntos en una guerra civil por el control de las calles que dura ya cuatro décadas. Una de las últimas visitas es a la Corte de Justicia, un edificio de 1925 en el que se realizaron las autopsias, entre otros, de Marilyn Monroe y Robert Kennedy, hermano de JFK.

Con su iniciativa, Lomas pretende continuar con una labor que inició al abandonar la violencia y que le ha llevado a mejorar las condiciones de vida de los jóvenes de barrios marginales para evitar que acaben muertos o en prisión. Melvin Jonson es uno de ellos. 'Todo lo malo que te puede pasar por pertenecer a una banda me ha sucedido a mí', asegura el joven de color. 'Me han disparado, acuchillado y encarcelado. He pasado por todas las cárceles que se ven en el recorrido', reconoce mientras despide a los valientes que se apresuran a volver a las zonas civilizadas antes de que concluya el armisticio de sólo tres horas.