Público
Público

Anonymous tumba la web de la Eurocámara en protesta por el ACTA

Los activistas exigen a la Unión Europea que no apruebe el acuerdo antipiratería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una vez suspendida la tramitación de la nueva legislación antipiratería en EEUU, organizaciones y activistas han puesto en su punto de mira otro acuerdo similar: ACTA. Las siglas corresponden a un acuerdo antifalsificaciones suscrito por ocho potencias comerciales internacionales y la Unión Europea que fue firmado por varios de sus miembros ayer en Tokio. Entre ellos están EEUU, Japón o Corea del Sur. Sus defensores aseguran que es una pieza clave en la lucha contra las falsificaciones y la copia de productos con copyright.Sus detractores denuncian que puede convertir a las empresas que ofrecen conexión a internet en una policía de la red que sea responsable de las violaciones de la propiedad intelectual de sus clientes.

Para que la UE ratifique el acuerdo falta un último pero crucial paso: el voto a favor del Parlamento Europeo. Se espera que el voto definitivo se produzca en mayo o en junio. Como protesta ante la posibilidad de que se apruebe, la web de la institución fue ayer atacada por activistas. Una nota interna a la que tuvo acceso este diario describió un 'ataque externo del grupo Anonymous hackers como represalia al cierre de Megaupload y la firma del Tratado ACTA'. La página permaneció inaccesible durante un tiempo por la mañana, pero un portavoz aseguró que el ataque no logró penetrar en la estructura interna de la web.

En países como Polonia, miles de personas se han manifestado para que no entre en vigor el acuerdo, considerado como un hermano gemelo de la SOPA americana. 'En los últimos días hemos visto protestas esperanzadoras en Polonia y otros países de la UE. Estamos preocupados por el efecto de ACTA en la libertad de expresión o acceso a las medicinas, pero también a la cultura y al conocimiento', aseguró Jérémie Zimmermann, portavoz de la organización La Quadrature du Net. Según él, el acuerdo está redactado en relación a 'los intereses empresariales' y puede poner en peligro la fabricación de medicamentos genéricos.

La Comisión Europea, gran defensora del acuerdo, sigue con preocupación los ataques y las críticas. 'ACTA debería discutirse abiertamente, pero no afectará a la manera en la que tratamos las descargas', aseguró ayer Ryan Heath, portavoz comunitario de Agenda Digital, la comisaría a cargo del sector de las telecomunicaciones.