Público
Público

Se apaga la dama de los 170 millones de discos

El cuerpo de la cantante, de 48 años, fue hallado la tarde del sábado en la habitación de un hotel de Beverly Hills

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Whitney Houston, la reina negra del pop durante los años ochenta y noventa, murió el sábado por la tarde en la habitación de un hotel de Beverly Hills por causas que aún se desconocen. Tenía 48 años. Su muerte pone fin a una carrera musical llena de altibajos, marcada no sólo por la fama y el éxito de ventas de discos, sino también por el consumo de drogas y la violencia doméstica.

La cantante y actriz fue encontrada muerta en la habitación del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles a las tres y media de la tarde hora local. La policía de Beverly Hills confirmó que el servicio de emergencias que acudió al hotel trató sin éxito de reanimarla durante 20 minutos.

El cuerpo permanece en Los Ángeles, donde está prevista la autopsia

Whitney Houston fue declarada muerta poco antes de las cuatro de la tarde hora local. Su cuerpo fue trasladado ayer por la mañana a la morgue del condado de Los Ángeles, donde está previsto que se le haga una autopsia para determinar las causas de su muerte. En su habitación no se encontraron drogas ilegales ni alcohol, pero sí fármacos y píldoras, según TMZ.com. Esta página web estadounidense, especializada en cotilleos y noticias de famosos, asegura que Whitney Houston fue encontrada muerta por su peluquera dentro de la bañera con la cabeza dentro del agua y las piernas fuera.

La autopsia permitirá saber si la cantante murió por sobredosis de pastillas, ahogada o por causas naturales. Según fuentes cercanas a la artista, Houston consumía habitualmente Xanax, un medicamento que tomaba para controlar la ansiedad antes de una actuación o de una fiesta. El cuerpo sin vida de la cantante fue descubierto horas antes de que comenzara una fiesta que organizaba en el hotel Beverly Hilton Clive Davis, el promotor musical que la descubrió y fundador de Arista Records.

El sábado, Davis dijo a aquellos que acudieron a la fiesta que tenía un gran pesar en su corazón y que estaba 'personalmente muy afectado' por la muerte de la cantante, pero que había decidido no suspender la fiesta porque 'Whitney hubiera querido que la música continuara y su familia ha pedido que siguiésemos adelante'. Se trataba de una fiesta previa a la entrega de premios de los Grammy, que tuvo lugar ayer en Los Ángeles y en la que sus colegas le rindieron un sencillo homenaje póstumo de la mano de la cantante Jennifer Hudson.

En la habitación fueron hallados fármacos y píldoras, según TMZ

Los organizadores de los Gram-my se enteraron de la trágica noticia cuando Rihanna y Cold-play estaban el sábado ensayando sus actuaciones para la fiesta de entrega de premios. Y tuvieron que realizar algunos cambios en el programa para rendir homenaje a una de las grandes cantantes estadounidenses, ganadora de 22 premios American Music Awards y de seis premios Grammy.

A lo largo de su carrera, llena de altibajos, la cantante vendió más de 170 millones de álbumes e influyó en varias generaciones de cantantes, desde Mariah Carey y Christina Aguilera, pasando por Alicia Keys, Queen Lati-fah y Jennifer Hudson. Parece que igual de rápida ha sido la respuesta a su muerte en forma de descargas musicales: el fallecimiento ha colocado su álbum The Greatest Hits (2000) en el puesto número dos de los discos más descargados en iTunes, sólo por debajo de Adele, cuyo álbum 21 se sitúa en el primer lugar. Pero también sus singles más conocidos han entrado en la lista de las canciones más descargadas: I Will Always Love You ha alcanzado el número 5 y otros temas, como I Wanna Dance With Somebody, One Moment in Time, I Have Nothing y I'm Every Woman, se han colocado entre los cien singles más descargados.

'El demonio está en mí. Soy mi mejor amigo o mi mejor enemigo', dijo

Tras enterarse de la noticia, la cantante Mariah Carey se mostró 'con el corazón partido y en lágrimas por la horri-ble muerte de mi amiga, la incomparable señora Whitney Houston'. Carey aprovechó también para transmitir sus condolencias a su familia y a sus millones de fans en todo el mundo. Los cantantes Marc Anthony y José Feliciano también expresaron ayer sus condolencias y su pesar por elfallecimiento de la artista.

Cuando Whitney Houston estaba en lo más alto de su carrera, dio un salto a Holly-wood al protagonizar junto a Kevin Costner la película El guadaespaldas, que la consolidó como una de las grandes estrellas del momento. En la película, Whitney Houston interpretaba a una cantante que, acosada por un fan, tiene que contratar a un guardaespaldas para que la proteja. Su actuación no recibió la bendición de los críticos de cine, pero sí la del público. La banda sonora de la película obtuvo el premio Grammy al mejor álbumdel año en 1994 y el single I Will Always Love You subió a lomás alto de la lista de ventas.

Un año más tarde, Whitney Houston protagonizó la película Esperando un respiro y, en 1996, La mujer del predicador. En 1998, grabó la banda sonora de la película de dibujos animados El príncipe de Egipto. En el año 2002, anunció su vuelta a los escenarios con el disco Just Whitney y, en 2009, con I Look to You.

A la cantante la sobreviven su madre, su hija Bobbi Kristina y su exesposo, el cantante Bobby Brown, al que muchos consideran el culpable de los excesos de la cantante. Su vida fuera de los escenarios estuvo marcada por sus problemas con el alcohol y las drogas y por las frecuentes peleas con su marido. Su tormentoso matrimonio quedó documentado en el reality show Being Bobby Brown, de la cadena de televisión Bravo.

En 2009, en una entrevista con Oprah Winfrey, la cantante reconoció públicamente que consumía habitualmente cocaína, marihuana y pastillas. 'El gran demonio está en mí. Soy mi mejor amigo o mi mejor enemigo', confesó la cantante en otra ocasión. Whitney Houston se sometió en varias ocasiones a tratamientos de rehabilitación, pero en 2011 volvió a recaer.

Sus excesos le acabaron pasando factura en su voz, que en los últimos años había perdido la fuerza y la belleza que la había convertido en una las grandes voces del pop de los últimos tiempos. Su voz se apagó el sábado definitivamente en la bañera de un hotel de Beverly Hills.