Público
Público

El Apocalipsis como final feliz

El polémico cineasta Lars Von Trier vuelve a las carteleras con esta cinta apocalíptica sobre el fin del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

'MELANCOLÍA'

DIRECTOR: Lars Von Trier

GÉNERO: Drama/ Ciencia ficción

NACIONALIDAD: Alemana/ Suecia/Dinamarca/Francia/Italia

REPARTO: K. Dunst, C Gaingsbourg

DURACIÓN: 130 Minutos

EN SÍNTESIS

Justine no muestra demasiado entusiasmo en el día de su boda. Aunque esta debería ser la jornada más feliz de su vida, su actitud ante las convenciones de la ceremonia se sitúa entre la hostilidad y el desinterés, lo que provoca el enojo de su hermana Claire. Cuando se confirma que el planeta Melancholia está a punto de destruir la Tierra, las actitudes de las dos hermanas cambiarán por completo.

COMENTARIO

Tras esa terapia de shock que resultó Anticristo, Lars von Trier renace de su autoinmolación fílmica reivindicando el sentimiento melancólico de la vida. Como película que pretende conectar con un estado de ánimo concreto, Melancolía' se estructura como una pieza musical. Tras la obertura que introduce los principales motivos temáticos y estéticos (final incluido), el filme se desarrolla en dos actos. El primero, que lleva el nombre de la protagonista Justine (Kirsten Dunst), podría considerarse una revisión irónica de Celebración, el título que dio el pistoletazo de salida a ese invento de Trier y sus colegas llamado Dogma #95: aquí también nos metemos de lleno en una gran fiesta familiar donde se van cociendo a fuego lento rencillas y rencores. Pero, al contrario de lo que sucede en la, en el fondo convencional, película de Thomas Vinterberg, las tensiones no desembocan en ninguna explosión dramática. La segunda parte es el reverso de la primera. Del día supuestamente más feliz pasamos al más triste, mientras que las hermanas se intercambian los roles: ahora es Justine quien, como melancólica, se encuentra por fin en sintonía con un planeta que gira hacia su destrucción.

Melancolía', tienen razón sus responsables de marketing, es una preciosa película acerca del fin del mundo. O, para ser precisos, con el fin del mundo como contexto. Ante un tema como el Apocalipsis, excusa argumental perfecta para abandonarse a excesos de todo tipo, el autor de Dogville ha optado por una contención, un intimismo y una mesura insólitas incluso en su propia filmografía. Aunque una duda incómoda acaba asaltando a quien admira desde sus inicios al danés (siempre y cuando mantenga la boca cerrada). Que Melancolía sea la primera película de Lars von Trier que gusta a quienes detestan a Lars von Trier, ¿es un logro o un renuncio?

ROMATISCHER ÜBER ALLES

Romántico (en el sentido decimonónico del término) por encima de todo, Lars von Trier pone de manifiesto los referentes artísticos de Melancolía' en esa escena en que Justine gira las páginas de los libros de arte. Pero no sólo del romanticismo artístico bebe el filme, también de las geometrías oníricas de Giorgio de Chirico, de los paisajes nocturnos y sonámbulos de Paul Delvaux, o de ese prerrafaelismo que encuentra su máxima expresión en la Ofelia de John Everett Millais...