Público
Público

Apple contra Apple

La llegada de los Beatles a iTunes supone el punto final a la larga historia de litigios entre la discográfica Apple Corp. y la tecnológica Apple Inc.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La llegada de la discografía de los Beatles a la tienda de música digital iTunes parece el punto final a la larga historia de litigios entre Apple Corp. -el sello discográfico de los Beatles- y Apple Inc. -la empresa que creó el Mac y el iPhone-.

La coincidencia en los nombres de ambas compañías ha supuesto un extenso historial de reclamaciones por parte de los británicos, quienes registraron el nombre primero, y han ido dando pequeños y grandes mordiscos a sus homónimos californianos.

La discográfica de los cuatro de Liverpool, creada en 1968 para gestionar el éxito musical de The Beatles, denuncia a principios de los ochenta a la creciente Apple Computers, (fundada en 1976 por Steve Jobs y Steve Wozniak). Esta primera demanda se resolvería en 1982 con una compensación de 80.000 dólares y el compromiso de que la empresa de los computadores no se dedicaría al negocio de la música.

Lejos de finalizar los problemas entre ambas compañías, Apple Corps, muy atenta a las creaciones de los ordenadores de los de la manzana, presentó nuevas demandas cada vez que entendía que Apple Computers hacía algo relacionado con la música: capacidades de reproducción de música en MIDI, sonidos de alerta en caso de error, formatos de sonido (Quicktime) y por supuesto el lanzamiento de los iPod e iTunes.

Uno de los sonidos de sistema de los ordenadores Macintosh, tras ser definido por los abogados de Apple Corps. como demasiado musical, paso a llamarse 'Sosumi', una palabra muy similar a la frase inglesa 'So sue me' ('entonces, demándame'). Los ingenieros también habían propuesto jocosamente llamarlo 'Let it Beep', en clara referencia al tema 'Let it Be' de los Beatles. El sonido Sosumi, sigue hoy presente en todos los Mac y en el código html de la web de Apple, se define el estilo de los textos legales con el nombre 'Sosumi'.

Varios acuerdos, uno de 26 millones de dólares (en 1991) y otro posterior y confidencial (en 2007), que algunos periódicos cifraron en 500 millones de dólares, posibilitaron lo que hoy es Apple Inc. en el mercado musical. Treinta años después, Apple y Apple parecen cerrar viejas heridas brindando por un acuerdo que, a buen seguro, reportará buenos ingresos a las arcas de ambas compañías.

DISPLAY CONNECTORS, SL.