Público
Público

ARCO afronta el año más difícil con 201 galerías de 27 países

Un presupuesto "ajustado" y la subida del IVA en un 20% marcan esta nueva edición de la feria de arte contemporáneo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La feria de arte ARCO arranca la próxima semana en Ifema con la participación de 201 galerías de 27 países y afronta el año más difícil de la trayectoria, con un contexto de crisis económica y una dificultad añadida: el aumento del IVA al 20% que amenaza la competitividad de las galerías españolas en el mercado internacional.

Así lo han puesto de manifiesto este jueves tanto el director general de Ifema, Fermín Lucas, como el director de ARCO, Carlos Urroz, quien ha señalado que, aunque todo el mundo está de acuerdo en que el aumento de los impuestos indirectos no es buena 'ni para el mercado ni las galerías', si el coleccionista ve 'buenas piezas' hará 'todo lo posible' por tenerlas.

Por su parte, Lucas señala que 'no en manos de nadie cambiar la decisión del Ministerio de Hacienda'. Sin embargo, afirma que es 'optimista' y no cree que la situación fiscal signifique 'la puntilla' para la feria, aunque admite que va a poner las cosas más difíciles.

Más de 2.000 artistas, 150 profesionales internacionales, miembros de patronatos de adquisiciones, directores de museos y comisarios visitarán ARCOmadrid, junto a más de 250 coleccionistas invitados de todo el mundo acudirán a esta cita, que este año cuenta con un presupuesto 'más ajustado', según Urroz.

Además, ARCO Collect on line, arranca este jueves con la venta de más de 1.000 obras de las galerías participantes, una apuesta digital a la que se suman propuestas novedosas como ARCO Bloggers, la versión navegable del Catálogo y los Códigos BiDi de Artistas Destacados.

En palabras de Urroz, se trata de una idea 'interesante', ya que este modelo de comercio cada vez crece más, aunque recalca que es en la exposición en directo de la obra donde se puede 'ver y sentir'.

Los pabellones 8 y 10 de la Feria de Madrid reunirán a galerías procedentes de prácticamente todos los continentes, aunque este año el invitado especial es Turquía, país que estará representado por 10 galerías turcas.

Esta sección ha contado con la colaboración de la Embajada de Turquía en España, y con la participación del comisario Vasif Kortun, director de investigación y programas de la institución SALT Istanbul, y de la comisaria adjunta Lara Fresko, escritora y profesional del arte.

Uno de los puntos fuertes es la participación extranjera que, lejos de disminuir o mantenerse, aumenta un tres por ciento respecto a la edición pasada y se sitúa en el 66% del total.

Debido a que 'el gasto público en arte contemporáneo ha ido disminuyendo durante los últimos dos o tres años', se ha hecho un 'esfuerzo adicional' en la captación de coleccionistas extranjeros de Latinoamérica o Centroeuropa, ya que eso puede compensar la falta de compras institucionales, como comunidades autónomas o ciudades.

Sin embargo, matiza que aunque el modelo de negocio está dirigiéndose a una perspectiva 'más internacional', se mantienen las compras de grandes colecciones, como las del museo Reina Sofía, la Comunidad de Madrid o la Fundación Mapfre.

Respecto a la polémica levantada por las galerías catalanas, que anunciaron su ausencia en la feria y luego aceptaron de nuevo las condiciones, el director de ARCO ha confirmado que no ha existido 'ningún trato de favor' hacia estas galerías e insiste en que se han utilizado los mismos mecanismos para todas las galerías.

De hecho, apunta que antes de su petición las galerías nacionales ya pidieron a Ifema 'unas condiciones un poco mejores', dado lo difícil del mercado, y se han pactado unas condiciones beneficiosas, sobre todo en los términos de pago, que incluye el pago fraccionado, realizado durante o tras la feria.