Público
Público

El Aston Martin de Bond, a subasta

La casa de subastas Christie's espera conseguir entre 125.290 y 187.920 euros por el coche que el 'agente 007' usó en la película Quantum of Solace

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La famosa casa de subastas Christie's ha adquirido varios artículos de la saga de películas de James Bond, entre los que destaca un Aston Martin usado por el actor Daniel Craig en la película Quantum of Solace. Según las estimaciones del personal de Christie's, el vehículo del 'agente 007' podría alcanzar una cifra de venta de entre 125.290 y 187.920 euros.

La subasta tendrá lugar entre el 28 de septiembre y el 8 de octubre. Previamente, la casa de subastas mostrará al público estos objetos en la sede de South Kensington.

De esta forma se pretende rendir homenaje a este famoso personaje cinematográfico, que cumple 50 años. Los Aston Martins han sido los coches favoritos de este espía internacional, que condujo por primera vez uno en 1964 en la película Goldfinger. Desde entonces, ha sido uno de los vehículos más vistos en un total de diez películas de Bond.

A este coche, con el que arranca la primera secuencia de Quantum of Solace, se suman otros nueve artículos. Entre ellos, un vestido de Prada que la actriz Olga Kurylenko llevó puesto en esta misma película, y cuyo precio de venta estará entre los 3.130 y los 4.384 euros.

De la película Casino Royale se subastará un collar diseñado por Lindy Hemming y Sophie Harley y que llevó puesto la actriz Eva Green, que se espera que alcance entre los 2.504 y los 3.757 euros. Un traje gris marengo de Brioni que el actor Pierce Brosnan vistió en The world is not enough podría alcanzar un precio similar.

Dos gemelos esmaltados que llevó Chaim Topol en For your eyes only y un cinturón con hebilla dorada que Christopher Lee uso en The Man With The Golden Gun, ambos con un precio estimado entre 1.252 y 1.878 euros, también se pondrán en venta desde finales de este mes.

Otro artículo curioso de esta subasta es una selección de diez cartas de tarot diseñadas por Fergus Hall que aparecieron en Live and Let Die, con una cifra valorada entre 1.000 y 1.500 euros.