Público
Público

Audrey Hepburn: Una vida de revistas

Un libro repasa la carrera y la influencia de la célebre actriz en el mundo dela moda a través de las portadas de las publicaciones en las que apareció

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No hace falta ni presentarla. Todos conocemos a Audrey Hepburn, hasta los que no vieron sus películas. Desde Vacaciones en Roma (William Wyler, 1953) hasta Para siempre (Steven Spielberg, 1989), el último filme en el que actuó antes de su muerte en 1993, su cara de ángel y su sonrisa siempre han acompañado a los aficionados al cine y a la moda. Entre las miles de biografías de Hepburn que existen, el escritor estadounidense Scott Brizel publica ahora en España una muy singular: Audrey Hepburn en portada (Libros Cúpula), que narra la vida de la célebre actriz y su trayectoria profesional a través de las portadas de revistas del mundo entero en las que apareció. Y son muchas.

Cuando Time dedicó su primera, el 7 de septiembre de 1953, a Hepburn por Vacaciones en Roma, la actriz ya era toda una estrella, al menos para la prensa. La televisión aún no dominaba como única referencia estética y la industria cinematográfica apostaba por los magacines para vender sus protagonistas. Porque en esta época, las películas 'eran la principal influencia mediática en las corrientes de moda', según Brizel.

Más de 600 portadas muestran la influencia de la actriz

Los grandes de la época eran Mae Murray, Louise Brooks,Clark Gabble y Marlene Dietrich, entre otros, cuando llegó al cine Audrey Kathleen Ruston, nacida el 4 de mayo de 1929 en Bélgica. Era una mujer muy joven cuando interpretó su primer papel importante, en Monte Carlo Baby (Jean Boyer y Lester Fuller, 1951), y su rostro de eterna juventud y vitalidad ilustraba las más grandes publicaciones de Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Austria. 'En los inicios de su carrera, la prensa la retrataba como el icono inaugural de un nuevo tipo de atractivo que enfatizaba un espíritu élfico y un glamour juvenil', explica Brizel en su libro.

Audrey Hepburn en portada permite entender la influencia internacional de la actriz: el libro muestra más de 600 portadas y páginas de revistas del mundo entero, desde Estados Unidos hasta Japón, pasando por la inmensa mayoría de los países de Europa. Además de los clásicos reportajes sobre su actualidad cinematográfica, Hepburn también aparecía en publicaciones femeninas: montajes de fotonovelas reconstruían su vida privada, su boda con el también actor Mel Ferrer, el nacimiento de su hijo, su separación y su compromiso por los derechos de los niños. Algo que las revistas siempre han hecho y seguirán haciendo con las estrellas de hoy.

'Me venían ideas cuando pensaba en ella', dijo Givenchy

Esas portadas también resaltan la influencia de Hepburn sobre la moda. 'La historia de la alta costura brilla por sus asociaciones entre musas y diseñadores', apunta Brizel. Hepburn fue la musa de Hubert de Givenchy.

El modisto francés, que no hizo ningún caso a la actriz el día que se conocieron, acabó rendido a sus encantos: 'Ella era capaz de mejorar todas mis creaciones. Y, a menudo, me venían ideas a la cabeza cuando pensaba en ella. Tenía una gran personalidad y creó su propio look, el estilo Hepburn'.

'Antes de la aparición de Audrey en la escena de la moda, la sofisticación social requería que las chicas jóvenes emularan a las mayores. La juventud era un estado transitorio extraño', subraya Scott Brizel. Con su juventud, Audrey Hepburn impuso un nuevo tipo de glamour en el mundo.