Público
Público

Autoengáñate y sé feliz

Una tragicomedia de enredos, engaños y emociones donde todos intentan de una forma u otra cumplir sus sueños y deseos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'CONOCERÁS AL HOMBRE DE TUS SUEÑOS'

Director: woody allen

Género: tragicomedia

Reparto: Naomi Watts, Anthony Hopkins, Antonio Banderas

Duración: 95 minutos

Comentario

Bajo la apariencia de una ligera comedia de enredos y dirigida con ese cierto desaliño que caracteriza los títulos del último tramo de su filmografía, que parecen resueltos de una forma cada vez más apresurada, Woody Allen firma una de las películas más negras de su carrera.

‘Conocerás al hombre de tus sueños' confirma que, con los años, se está convirtiendo en uno de los directores más misántropos y más pesimistas respecto a la condición humana del cine contemporáneo. Algo difícil de digerir para quien todavía asocie meramente a Allen con el cómico con gran talento para la frases ingeniosas que toca el clarinete en sus ratos libres. Su capacidad para crear situaciones hilarantes se mantiene igual de fresca. Pero, al contrario que en etapas anteriores, aquí no existe ningún protagonista especialmente simpático, incluso neuróticamente entrañable, con el que el público pueda sentirse identificado.

Observa a sus personajes desde la fría distancia del demiurgo que contempla a sus pobres criaturas creyéndose dueñas de su destino hasta que se dan de bruces con la fatalidad. Su visión sobre el ser humano que no puede disponer del control de su vida se mezcla aquí, como en ‘Match Point' (2005), con la consideración moral de raigambre dostoievskiana sobre la tentación de ejercer el crimen cuando no asoma la posibilidad de castigo.

Aunque el gran tema del filme acaba siendo el de las supersticiones versus la racionalidad. Descreído hasta la médula, Allen lidia con la paradoja de plantear que cuánto más realista eres más infeliz devienes.

La creencia en promesas absurdas se convierte, por tanto, en el refugio de los ilusos pero también en la única posibilidad de ser feliz. Amargo trasfondo para una comedia ligera.  

Tras 40 años de matrimonio, Alfie abandona a Helena por una joven y llamativa prostituta, Charmaine. Ella ahoga sus penas en la consulta de una vidente y en el apartamento de su hija Sally, casada con un escritor fracasado, Roy, pero secretamente enamorada de su jefe Greg, propietario de una galería de arte. Roy, por su lado, no deja de espiar a la bella vecina de enfrente, Dia. Todos intentarán de una forma u otra cumplir sus sueños y deseos.