Publicado: 02.05.2014 12:32 |Actualizado: 02.05.2014 12:32

La autora del libro Gravity demanda a Warner por la película de Alfonso Cuarón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escritora Tess Gerritsen ha demandado a Warner Bros por la película Gravity, alegando que la oscarizada cinta de Alfonso Cuarón es una adaptación cinematográfica de la novela que, con el mismo título, ella publicó en 1999.

La sinopsis del libro de Gerritsen describe la obra como con "una mujer médico/astronauta que se queda varada sola a bordo de una estación espacial después de una serie de desastres maten al resto de la tripulación".

Aunque las similitudes con el guión que firman Alfonso Cuarón y su hijo Jonás son evidentes, la demanda, presentada ante el tribunal federal de California, no denuncia una infracción de los derechos de autor sino que es una reclamación contractual derivada de una opción sobre la película que el autor vendió cuando el libro fue publicado.

Una compañía llamada Katja compró los derechos cinematográficos de su libro Gravity por un millón de dólares. Además, al autor se le prometió que si se hiciera una película basada en su historia, recibiría un bono de 500.000 dólares, una mención en los títulos de crédito y, lo más importante, un 2,5% de los ingresos netos que generara la película.

Gravity, estrenada el pasado año y ganadora de siete premios Oscar, recaudó más de 700 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo.

Por tanto, la demanda Gerritsen no es por plagio o vulneración de los derechos de autor, sino por incumplimiento de contrato, lo que significa que la autora cree que puede probar que Warner Bros tiene obligaciones directas con ella. La base de esta afirmación es que Katja era una filial propiedad de New Line Cinema cuando compraron los derechos de su libro y que, posteriormente, New Line fue vendida a Warner Bros.

Además de demostrar la relación directa entre Katja y Warner Bros, la autora debe también probar que la película está basada en su libro ya que, de lo contrario, el contrato no se aplicaría al caso.

En el comunicado en el que hacía pública su demanda Gerritsen dijo que originalmente creía que otra narración cinematográfica distinta a la suya había llegado hasta Warner para alumbrar la película protagonizada por Sandra Bullock.

De hecho, en alguna entrevista negó tener nada que ver con la historia de la película de Cuarón, pero finalmente ha decidido interponer esta demanda, según consta en su comunicado, porque recibió "una nueva y sorprendente información": alguien involucrado en su proyecto cuando estuvo en desarrollo para Katja también participó años después en la exitosa película de Warner.

En la denuncia, que pide al menos 10 millones de euros en daños y perjuicios, se alega que el director de Gravity "Alfonso Cuarón fue contratado para el 'Gerritsen Gravity Proyect' y trabajó en la conversión del libro en película". "A Gerritsen no se le comunicó la puesta en marcha del proyecto en ningún momento", señala el escrito.