Público
Público

Avilés denuncia el acoso de Cascos al Niemeyer

Miles de asturianos se manifiestan en apoyo al centro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Por la mañana manifestación y por la tarde playa', aseguraba una avilesina mientras se protegía a la sombra del acuciante sol que lucía en Avilés ayer al mediodía. Fue uno de los días más calurosos de este prolongado verano, pero la ciudad salió a la calle para defender el Centro Niemeyer. Con 30 grados, armados con botellines de agua fría, abanicos y paraguas plegables a modo de sombrillas, miles de asturianos se manifestaron para reclamar que no cierren el centro internacional, cuyo diseño cedió el arquitecto brasileño, y que cesen los ataques de los que lleva siendo víctima en el último mes por parte del Gobierno regional, que preside Francisco Álvarez-Cascos.

El pasado 7 de septiembre el consejero de Cultura de Foro Asturias convocaba el patronato de la Fundación Centro Niemeyer. Emilio Marcos Vallaure no reconocía al que meses atrás había sido nombrado presidente y se erigía como máxima autoridad. Desde entonces se han sucedido las críticas a la gestión del complejo abierto siete meses atrás.

La campaña de Foro contra la Fundación esconde una lucha de poder

Desde el Principado se denunciaron 'graves irregularidades', consistentes en justificar mal una serie de facturas, y se llegó a criticar la programación calificándola de 'cultura del espectáculo'.

Esta última afirmación, así como el anuncio del centro de que dejarían de programar a partir de este mes, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de los avilesinos, que el pasado jueves se concentraron ante el Ayuntamiento. La convocatoria sirvió de preámbulo a la de ayer, en la que miles de personas (5.000 según la organización) se dieron cita para 'decir al Gobierno regional que están teniendo una oposición no inteligente no sumándose para hacer posible este sueño'. Son palabras de la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, quien desde que comenzó la polémica se ha mostrado dispuesta a dialogar con los representantes regionales. La misma petición hacía el pasado sábado la ministra de Cultura, que acudía a la ciudad para asistir a una de las representaciones de la versión de Ricardo III que protagoniza Kevin Spacey. La obra, dirigida por Sam Mendes, está coproducida por el Centro Niemeyer y The Old Vic de Londres.

Los manifestantes pidieron la dimisión del consejero de Cultura

Es la segunda vez que una pieza de estas características llega a la ciudad, pero podría ser la última si el Principado no cede el uso de los edificios del complejo cultural a la Fundación. La tramitación ya fue realizada por el anterior Ejecutivo socialista, pero el exministro de Aznar no la ha aprobado. El convenio actual estipula que la Fundación podrá utilizar las instalaciones hasta el 15 de diciembre.

En la manifestación se pidió la dimisión del consejero de Cultura. Foro Asturias fue el único partido que no tuvo representante en la manifestación convocada por los hosteleros. Miembros de UPyD tuvieron un enfrentamiento verbal con varios vecinos que les reprochaban que lucieran chapas con las siglas del partido y portasen un folio en blanco en lugar de las cartulinas rojas que desde hace días luce la mayor parte de comercios y restaurantes de la ciudad.