Público
Público

Las bachatas infinitas de Juan Luis Guerra

El dominicano regresa con A son de guerra', un álbum donde colabora Juanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras entrar en la sala, ver de espaldas los dos metros de Juan Luis Guerra y pensar de forma mecánica que este romántico bachatero hubiera sido un buen jugador de baloncesto, uno siente que le han leído el pensamiento cuando al instante el cantante pregunta: '¿Sabes cómo quedaron los Celtics y los Lakers anoche?'.

Más tarde se pondría serio al hablar de las posibilidades de que España gane el Mundial de fútbol, lo que deja claro que Guerra le tiene tomado el pulso a las pasiones populares (y no solo en la música). El hombre que llevó la bachata a los primeros puestos de las listas de éxitos a principios de los noventa regresa con A son de guerra, un disco en el que el dominicano ha querido innovar: 'Mi principal objetivo era hacer algo nuevo, sobre todo orientado al jazz. Tenía muy en cuenta la big band, quería utilizar cinco trompetas, cinco saxofones, cuatro trombones...'.

Y no sólo jazz. Sobre los cimientos del merengue y la bachata 'que es lo que sé hacer', dice él, las diez canciones de A son de guerra oscilan entre la cumbia y el son, pasando por el blues, el mambo o el rock. 'Soy un apasionado de la música, vivo la música, sobre todo mezclando y fusionando géneros. Todavía no he hecho nada con lo clásico, pero soy amante de la música clásica, de Bach, de Mozart, de Mahler Creo que la música es infinita, siempre se puede hacer algo nuevo', explica el músico.

En estos tiempos de crisis económica, pero también de valores e ideas, donde el materialismo y el individualismo imponen su propia ley desde la atalaya de la practicidad, Juan Luis Guerra apuesta por la esperanza y el espíritu: 'Tan solo expongo mi vivencia. No soy religioso, lo que tengo es una relación con Dios. No me gusta la religiosidad, pero sí me gusta sentir a Dios presente en mi vida. Pueden llamarme iluso, pero para la esperanza no hay ilusión, esperanza es lo que uno espera y yo siempre he querido ser esperanzador en mis canciones'.

El disco cuenta con la colaboración de lujo de Juanes, un cantante con el que Guerra tiene una particular química musical y personal. 'Es uno de los grandes exponentes de nuestra música, pero sobre todo tiene un gran corazón, por eso quería que estuviera en el disco. Fue un encuentro transoceánico: él grabó su guitarra en Londres y yo la mía en Santo Domingo', recuerda el músico.

Durante este año, Juan Luis Guerra tocará en festivales 'estuvimos en Nueva Orleans y salió increíble; actuaremos en Shanghai, Fukuoka..., mientras que a España vendrá en el verano de 2011. Lo hará acompañado de sus inseparables 4.40. 'He tocado bachata con ellos más de 20 años. ¿Para qué voy a buscar a otros?