Público
Público

Banderas: "Trabajar con Almodóvar es un acto de fe"

El malagueño habla sobre el trabajo con el director manchego. 'La piel que habito' se estrena este viernes en Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Un acto de fe'. Esto es lo que supone para Antonio Banderas trabajar con Pedro Almodóvar. El actor ha hecho estas declaraciones con motivo del estreno en Estados Unidos de La piel que habito, el reencuentro artístico con el director manchego, después de veinte años.

El actor echa la vista atrás para desvelar los entresijos del método de trabajo de Almodóvar. No en vano, juntos (Banderas y Almodóvar) han rodado seis películas: Laberinto de pasiones (1982), Matador (1985), La ley del deseo (1986), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), Átame (1989) y ahora, La piel que habito.

Los elogios aumentan durante toda la entrevista y el protagonista de Mujeres al borde de un ataque de nervios se muestra convencido de que cuando muera 'se me recordará siempre por las películas que he hecho con Pedro', algo que Banderas ya había dejado claro en su entrevista con Público.

'Las expectativas son la madre de todas las frustraciones, y no quiero entrar en ese terreno' Han pasado veinte años después de cruzar el charco, y 16 años después de Two Much, su última coproducción española que ya olía a Hollywood con Melanie Griffith y Daryl Hannah como compañeras de reparto. Después vinieron Philadephia (1993), Desperado (1995), La Máscara del Zorro (1998), Spy Kids (2001) y toda la saga de Shrek, a partir de la segunda cinta.

Un paréntesis que casi parecía un adiós definitivo y que ha devuelto al cine español Banderas con 51 años. Quizá por eso, el actor malagueño tenga algo de nostalgia cuando recuerda su última colaboración con el director manchego: 'Siento el regusto de volver a casa, de volver a la familia Almodóvar, con la que obviamente tengo una larga historia'.

Un retorno que de momento es pasajero, tal y como recuerda Banderas al hablar de Autómata, su próxima película. Mientras cruza los dedos para conseguir la financiación de este proyecto futurista, el intérprete español considera que 'Las expectativas son la madre de todas las frustraciones, y no quiero entrar en ese terreno'. En un mundo ideal, según sostiene, la comenzaría a rodar en abril. 'Pero la crisis no solo afecta a funcionarios y determinados colectivos. Afecto mucho al cine también'.

Tanto Almodóvar como el propio Banderas y Elena Anaya han convencido a la crítica estadounidense, que ya ha empezado a especular con posibles candidaturas a los Óscar a pesar de que la cinta no irá a los premios de la Academia de Hollywood como la apuesta española.