Publicado: 24.10.2014 15:57 |Actualizado: 24.10.2014 15:57

Banderas: "Si no hay narices no hay gloria y ahí está mi secreto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Podemos competir con los más grandes", ha señalado este viernes el actor Antonio Banderas durante un encuentro con los medios celebrado en Madrid con motivo del Goya de Honor que recibirá el próximo mes de febrero en reconocimiento a su carrera, un galardón que supone para el intérprete un "privilegio" y un "honor".

Tal y como ha destacado Banderas, este Goya supone echar la "vista atrás" y sentirse "muy agradecido", un sentimiento que, según ha afirmado, tratará de transmitir en la gala de estos premios, no solo hacia sus compañeros sino también al público. En este sentido, ha destacado el "gran año" del cine español y ha subrayado que "más que ningún otro, hay motivos de satisfacción".

Preguntado por la diferencia de edad que le separa de anteriores premiados (Jaime de Armiñán en 2014, Concha Velasco en 2013 y Mario Camus en 2012, entre otros), el actor malagueño ha indicado que para él supone "un piropo" que a los casi 55 años la palabra "joven" esté ligada a su nombre.

En este sentido, ha indicado que el reconocimiento que hace la Academia de Cine con este premio es por el "volumen" de su carrera, que pronto "tocará el techo de las cien películas", una filmografía que se ha desarrollado en una primera parte en España y luego en Estados Unidos.

"Podemos competir con los grandes, conquistar terrenos, en ese he puesto mi grano de arena al ir a los Estados Unidos"Según ha recalcado, este premio es una "recompensa" que le lleva a echar la vista atrás y acordarse del "placer de rodar" con los "grandes búfalos" de la cinematografía española, entre los que destaca a José Luis López Vázquez, Agustín González o Fernando Fernán Gómez, entre otros. Banderas ha añadido también que en su carrera "ha asumido riesgos profundos", como fue el hecho de trasladarse de su Málaga natal a Madrid a principios de los años 80, así como "marcharse a los Estados Unidos cuando no había una tradición clara".

Asimismo, ha celebrado la puerta que se ha abierto en España, pero no solo en el cine, con la que se ha dejado atrás la "cantinela de que todo lo que viene de fuera es mejor", un "complejo de inferioridad" que se escuchaba en los años 70 con el que los españoles salieron de la dictadura. "Podemos competir con los grandes, conquistar terrenos, en ese he puesto mi grano de arena al ir a los Estados Unidos, al romper esa barrera que parecía imposible", ha dicho.

Por otro lado, Banderas también ha destacado que este premio le obliga a mirar hacia el futuro y ha confesado que lo que le apetece es "no abandonar el cine norteamericano", aunque sí implicarse más en el "cine español" y, en concreto, involucrarse en la producción y en la dirección.

En el campo de la producción ha admitido que ha tenido "resultados desiguales", pero ha matizado que siempre ha sido un "trabajo de hormiguita" en el que se ha sentido "solo" en ocasiones, aunque ha afirmado "fallar" no le echa "atrás". "Seguiré trabajando, las cosas valen en su conjunto, es eso lo que te da personalidad", ha añadido.

Preguntado por la posibilidad de establecerse en España, el actor ha señalado que en realidad "nunca" la ha abandonado y que "siempre" se ha mantenido "pendiente" de lo que había. Tal y como avanza, las ciudades de Nueva York, Madrid y Málaga será "el triángulo" en el que se moverá. "Nueva York es una de las ciudades más europeas de Estados Unidos, es un puente que me mantiene cercano", ha destacado.

Banderas participa actualmente en varios proyectos: el rodaje en Cantabria de Altamira, que protagoniza; detalles de la película de producción americana Los 33 mineros, en la que participa; y acaba de terminar de rodar con el director Terrence Malick, quien "rueda mucho material de manera insólita". Además, tiene sobre la mesa tres guiones que le gustaría dirigir, aunque es consciente de que lleva mucho tiempo y eso "mina otros proyectos".

EL MENSAJE DE OPTIMISMO, "EN EL CAPITAL HUMANO"

Preguntado por los consejos que daría a los jóvenes que comienzan en el mundo de la interpretación, Banderas ha señalado que "para dar consejos hay que ser muy sabio" y él no se considera como tal. No obstante, ha manifestado que "lo hermoso de esta profesión" está entre las frases "acción" y "corten", la "esencia" a la que cree que han de engancharse porque, según recalca, "todo lo demás vendrá".

"No hay más camino que hacia delante, el talento que veo en los actores nuevos me fascina"El actor malagueño ha afirmado que el "mensaje de optimismo" lo basa en el "capital humano", "independientemente de las leyes". "No hay más camino que hacia delante, el talento que veo en los actores nuevos me fascina", ha dicho.

Respecto a su profesión, ha afirmado que viaja mucho, va a muchos hoteles y en muchas ocasiones se siente "solo", pero precisa que ha "merecido la pena". "El otro día Sabina decía que se tenía que pellizcar. Todo me parece un sueño", ha afirmado el futuro galardonado, quien ha reconocido que no se esperaba este premio, que le ha dado "mucho estímulo". "La gente dice que el premio no es importante hasta que se lo dan. Si no hay narices no hay gloria y ahí está mi secreto. No me voy a rendir", ha dicho.

"La gente dice que el premio no es importante hasta que se lo dan"El presidente de la Academia, Enrique González Macho, ha destacado que Banderas es hoy la figura "más representativa del cine español", y ha añadido la "enorme satisfacción y orgullo" de la Academia de Cine porque considera que "como profesional" es una "persona respetable", que ha tenido una buena respuesta al recibir el premio, "siendo un triunfador como es".

El actor malagueño recibirá el Goya de Honor durante la gala se celebrará el próximo 8 de febrero de 2015 en el Centro de Congresos Príncipe Felipe y será conducida por el actor y humorista Dani Rovira. La Junta Directiva acordó por unanimidad otorgar este reconocimiento por su "fulgurante carrera a ambos lados del Atlántico, en la que ha desarrollado una versátil trayectoria como intérprete".