Público
Público

Bardem, entre los sin papeles y los saharauis

El actor presenta 'Biutiful', el filme de González Iñárritu con el que obtuvo el premio al mejor intérprete en Cannes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rueda de prensa de presentación de Biutifl, nueva película de Alejandro González Iñárritu, que se estrena el viernes en nuestras pantallas. Hicieron acto de presencia su director, el mexicano Alejandro González Iñárritu, su protagonista absoluto, Javier Bardem, premiado en Cannes por su papel, y los principales secundarios: Eduard Fernández, Maricel Álvarez, Rubén Ochandiano y Diaryatou Daff.

El director mexicano es una estrella Babel, su anterior filme, ganó el Globo de Oro a la mejor película dramática y recibió siete nominaciones a los Oscar, pero en España nadie hace sombra a Javier Bardem, bombardeado ayer a preguntas sobre su personaje, Uxbal, un hombre que malvive en la periferia proletaria e inmigrante de Barcelona y trata de sacar adelante a su familia a base de trapicheos.

'La movilización por el Sáhara sirvió para poner cara a la agresión'

'De la película me llevo una toma de conciencia. Todos entendemos cómo funcionan ciertas situaciones en el mundo a un nivel intelectual, pero el actor está obligado a tener experiencias sensitivas. El hecho de haber convivido con gente como los inmigrantes retratados en la película hizo que la experiencia fuera más emotiva. Ir más allá del juicio intelectual te permite alcanzar otro tipo de implicación', afirmó el actor.

Iñárritu, por su parte, también aportó su visión sobre las tribulaciones de los inmigrantes ilegales. 'Se trata de la esclavitud del siglo XXI, un fenómeno urgente que requiere integración inmediata. Los productos, las ideas y las economías ya son globales y pueden viajar libremente, pero no los seres humanos. Se trata de una regla estúpida. Esta película no intenta victimizar ni santificar, simplemente es una llamada al diálogo. Hay una falta de interés sobre el tema', dijo el cineasta mexicano aludiendo a la invisibilidad de los inmigrantes que trabajan en condiciones miserables en los suburbios de las grandes ciudades europeas.

Iñárritu: 'La inmigración ilegal es la esclavitud del siglo XXI'

Director y actor hablaron de 'toma de conciencia', una expresión que dio pie a la esperada pregunta sobre la situación en el Sáhara. El actor, que en una entrevista reciente a Público acusó al Gobierno de someterse 'a una dictadura como la marroquí', no se calló tampoco ayer: 'Se ha conseguido de alguna forma que el Parlamento Europeo se retrate, que hiciera lo que tenía que hacer, denunciar la situación en Marruecos, un país que, con la excusa de que es amigo de Europa y tiene mucho que ver con la seguridad de España, cuenta con un aval ante la Unión Europea para hacer lo que quiera. Estamos en territorio de la realpolitik, del sacrificio de pocos para consuelo de muchos, y esperemos que todo esto no acabe en un conflicto bélico', afirmó.

Bardem cree que las movilizaciones de solidaridad con el Sáhara han servido para 'poner cara a la agresión que está sufriendo el pueblo saharaui desde hace más de 30 años', una opinión contundente respaldada, a su modo de ver, por la inmensa mayoría de los españoles: 'Hay una gran parte de la sociedad que está en contra de la actitud del Gobierno, sea el Gobierno que sea, y pide una resolución pacífica al conflicto'.

Luego vino la pregunta sobre la campaña para recibir una nueva nominación al Oscar. Al actor madrileño le pareció 'extraño' ponerse a hablar de eso tras dar su opinión sobre el Sáhara, así que decidió salir por peteneras con un chiste. 'Ya estamos comprando a todos los votantes. Hemos pedido al Parlamento Europeo que vete a todos aquellos que no voten por mí', espetó entre risas. Y luego afirmó más en serio: 'Uno no actúa para que le den premios, sino para contar historias'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.