Público
Público

"Berlanga dijo que la película era una mierda"

La Sala Berlanga proyecta el homenaje al director valenciano 'Por la gracia de Luis'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es un documental al uso, sino 'una carta de amor irracional'. Así califica José Luis García Sánchez su película Por la gracia de Luis en la que homenajea a su maestro Luis García Berlanga. Paellas, tracas, mascletá y un imposible plano secuencia recorren el filme que ayer se pudo ver en la sala Berlanga de Madrid antiguo cine California y donde se proyectará hasta el próximo jueves.

'Cuando Luis vio por primera vez la película dijo que le parecía una mierda', recordó ayer con socarronería García Sánchez tras la proyección. Sin embargo, el comentario retrata con fidelidad al director que Jesús Franco llamó una vez Mr. Cagada en referencia a la expresión que Berlanga siempre utilizaba tras rodar un plano: '¡Menuda cagada!'. Un reflejo del perfeccionista escondido tras la máscara del escatológico. 'Y ese ha sido siempre el problema de Luis, que está minusvalorado por su culpa, por sacar su lado cazurro', confesó García Sánchez

La película, cuya idea surgió con motivo del 50 aniversario de Bienvenido Mr. Marshall en 2002, está hilvanada por la historia de Guillermo García Ramos, un estudiante de derecho que pretende rodar un cortometraje sobre el director valenciano. Para la aventura convoca a diferentes actores que han pasado por la batuta del director de Plácido como Manuel Alexandre, Juan Luis Galiardo, Guillermo Montesinos, Antonio Gamero y Antonio Ozores.

A través de un viaje en tren desde la estación madrileña de Chamartín hasta la Ciudad de la Luz en Alicante impulsada por Berlanga estos actores ofrecen un retrato caleidoscópico del cineasta. Desde su forma de filmar 'Podía rodar 19 tomas y luego decía que valía la primera', recuerda Juanjo Puigcorbé hasta su modo de atacar a la Iglesia, al ejército y a la familia. Eso sí, con la sutileza del genio.

Entre las voces de los actores se cuelan fotogramas de las películas del creador de El verdugo, con impagables comentarios de Juan Antonio Bardem. La presencia del director de Calle Mayor se debe a la idea de José Luis García Sánchez de convertir este documental en una obra inconclusa, con imágenes grabadas antes de 2009 y con otras que todavía quedan por filmar. 'Esta película sólo terminará el día que yo me muera', admitió ayer García Sánchez.

Tras su proyección en Madrid, el filme tendrá un recorrido incierto. 'Las películas ya no tienen vida. Además, esta no es para mercaderes', aseguró García Sánchez. Para verla tienen tiempo hasta el jueves.