Público
Público

Berlín, capital del ARCO más emergente

Siete de las 19 galerías de la sección Opening' proceden de la ciudad alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nadie lo sabe exactamente. Pero entre las 400 que señala la comisaria Maribel López, las 500 que apunta el director de la feria, Carlos Urroz, o las 600 que reclama una de las jóvenes galeristas en ARCO, una evidencia se impone: Berlín emerge, con ese medio millar de galerías, como la capital europea más vibrante del arte contemporáneo.

De la capital de la Alemania reunificada provienen siete de las ocho galerías alemanas presentes en la sección Opening, una apuesta personal de Carlos Urroz. La sección reúne en total a 19 galerías europeas que llevan menos de ocho años abiertas, agrupadas en uno de los dos pabellones de la feria y con stands de 24 metros cuadrados.

En la ciudad reunificada hay en torno a quinientas galerías de arte

'Se trata de abrir la puerta a galerías que no podrían haber venido de otra manera, por falta de recursos, aunque aun así pagan 5.000 euros', explica López, que se ha encargado de seleccionar a las galerías. 'Pero es también una forma de seducirlas, porque lo que queremos es que en un futuro se incorporen al programa general', añade. Se trata de apostar hoy para ganar mañana.

López conoce bien la escena berlinesa, donde tuvo su propia galería entre 2007 y 2010. 'Es muy atractiva: hay muchísimos artistas y los locales son baratos', dice. 'A Berlín vas para que se vea lo que haces, pero acabas sobre todo empapándote de todo lo que ves'.

'Incluso ese número de galerías, que parece tan alto, se queda corto para mostrar todas las iniciativas que hay', explica con entusiasmo Nikolaus Oberhuber, dueño de la galería Kow. 'Ahora bien, a Berlín no se va sólo a mirar. Hay que ir con una propuesta y trabajar sobre ella para perfilar lo que tienes que decir', asegura. 'Somos una ciudad con mucha historia, pero donde siguen ocurriendo cosas cada día', cuenta otra de las jóvenes galeristas, Alexandra Saheb. 'No creo que vivamos sólo del pasado, como Roma', añade.

'Queremos seducir a las galerías jóvenes', explica la comisaria

La juventud de las galerías no necesariamente va unida a la de sus artistas. Aanant & Zoo, por ejemplo, presenta obra de la norteamericana Channa Horwitz (Los Ángeles, 1932). La juventud, sin embargo, sí es la tendencia general. 'Si esta feria quiere ser internacional, tiene que hacer sitio a las galerías más jóvenes, porque los coleccionistas también quiere arte fresco, actual, y las grandes sólo apuestan por lo seguro', sostiene Saheb. 'Hay como un aire de precariedad, de narrativas sutiles y subjetivas, que son las que a mí me interesan, en el fondo', expica la comisaria López.

La milanesa Jerome Zodo, que presenta dos videoinstalaciones de un jovencísimo Simon Senn (24 años). En el más interesante, contrapone la grabación de una pelea en un barrio negro de Nueva York con su making of: cómo el artista convenció a los dos jóvenes para que aceptasen actuar ante la cámara.

La portuguesa Vera Cortés presenta también obra de artistas jóvenes. Los pósters arrancados de las calles y reelaborados con tinta, resina y otros materiales de Álex Farto (Lisboa, 1987). Mucho más conceptual, la obra Joana Bastos (Lisboa, 1979) se alimenta del material recogido en sus muchos empleos, casi todos precarios. Un libro, por ejemplo, con todas las notas que le dejó la madre del niño que cuidó en Londres. Aquí ha dejado escrito en un folio y 500 copias un escueto mensaje: 'Sorry, had to go to work' ('Lo siento, he tenido que irme a trabajar').